El poder económico de la Premier League "destrozó" a la Bundesliga

El torneo inglés se quedó con varias figuras del certamen alemán, entre ellos el mejor jugador de la liga germana de 2014-2015, Kevin De Bruyne.

Por

EFE

El traspaso del belga Kevin De Bruyne del Wolfsburgo al Manchester City, por 75 millones de euros, ha sido la operación más llamativa del periodo de fichajes en Alemania y, además, es el centro de una discusión acerca del poder económico de la Premier League y la amenaza que representa.

De Bruyne había sido elegido como el mejor jugador de la Bundesliga la temporada pasada por lo que su marcha es algo que toca a todo el torneo. Su fichaje, por otra parte, forma parte de una ofensiva inglesa sobre la Bundesliga a la que le ha comprado en esta ocasión jugadores por valor de 200 millones de euros.

Ya en la pausa de verano, el Liverpool había fichado al brasileño Roberto Firmino, procedente del Hoffenheim, por 41 millones de euros. Y el Tottenham, en una operación relámpago, le quitó al Bayer Leverkusen al coreano Heung-Min Son por 30 millones de euros.

El Leverkusen ha procurado compensar la marcha de Son con el fichaje del mexicano Javier “Chicharito” Hernández que llega cedido del Manchester United. El único caso en este periodo de fichajes en el que la Premier ha cedido un jugador a la Bundesliga.

La ofensiva la completan la compra del defensa Adul-Rahman Baba, por el que el Chelsea le pagó al Wolfsburgo 25 millones de euros y el traspaso de Bastian Schweinsteiger del Bayern al Manchester United por 15 millones de euros. Lo que recibió el Augsburgo por Baba equivale a casi todo el presupuesto del club en la temporada anterior.

El caso de Schweinsteiger es el único que tiene que ver menos con el poder económico de la Premier que con un acuerdo amistoso entre dos clubes. De hecho parece haber consenso de que el único club alemán que está, de momento, en condiciones de ofrecer resistencia a los millones de la Premier es el Bayern.

El Wolfsburgo es un club al que en los últimos años se le ha acusado de tirar el dinero por la ventana, aprovechando el respaldo del consorcio Wolfswagen. Para esta temporada, ha el club ha sufrido dos bajas sensibles. Además de De Bruyne, perdió al croata Ivan Perisic, que se fue al Inter de Milán por 30 millones de euros.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo