El Huaso Isla jugó en el final del polémico clásico francés

El accidentado encuentro que empataron 1-1 el Olimpique de Marsella y el Lyon estuvo marcado por la violencia en las tribunas y la emoción hasta el final.

Por

El Gráfico Chile / AFP

El chileno Mauricio Isla fue parte del Marsella en el polémico empate 1 a 1 del clásico moderno del fútbol francés ante el Olimpique de Lyon.

El encuentro estuvo caldeado desde el principio por la presencia del talentoso Mathieu Valbuena, que volvía a jugar al Velodrome por primera vez desde que dejó Marsella como ídolo para recalar en el Lyon y esa afrenta no se la perdonó la gente que lo pifió durante todo el partido.

En lo futbolístico el equipo visitante se puso al frente en el marcador en el minuto 25 por intermedio de Alexandre Lacazette, y el Marsella estaba además con diez hombres por la expulsión de Romain Alessandrini en el 44.

En el minuto 62, el partido quedó momentáneamente detenido. El árbitro, Ruddy Buquet, decidió entonces enviar a los dos equipos a los vestuarios, interrumpiendo el partido.

Desde la curva sur del estadio Velodrome se arrojaron botellas de vidrio y bolas de papel contra el arquero del Lyon, Anthony Lopes. Unos minutos antes, en la curva norte se habían arrojado objetos contra Mathieu Valbuena cuando iba a lanzar de esquina.

Con el partido reanudado Karim Rekik logró el empate y a 10′ del final Mauricio Isla ingresó a cuidar el resultado en reemplazo de Lucas.

Con este empate el Marsella continúa en la décimo segunda colocación de la tabla, lejos del puntero, el PSG.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo