El técnico chileno que quiere tocar el cielo en Palestina

Tras ser uno de los mejores técnicos de las inferiores de Colo Colo, Claudio Rojas enfrenta un nuevo desafío como DT del Ahli al Khalil, equipo de primera división de Palestina.

Por

Giuseppina Lobos / El Gráfico Chile

El 3 de octubre fue el último partido que Claudio Rojas dirigió en la Sub 16 de Colo Colo. En un entretenido encuentro, el plantel albo derrotó por la cuenta mínima a Magallanes; era la forma que los jugadores tenían de despedir a uno de los técnicos más importantes de las inferiores del Cacique.

A los 38 años y con una promisoria carrera en nuestro país, Claudio Rojas dejó todo lo que tenía construido acá y partió al medio oriente para así asumir uno de los desafíos más grande de su vida: Ser el técnico del Ahli al Khalil, equipo de primera división de Palestina.

“Yo estaba dirigiendo la categoría Sub 16 de Colo Colo, pero siempre con la inquietud de poder dar un paso a dirigir en el profesionalismo y justo se presentó esta oportunidad. Me contactó Roberto Kettlun, jugador chileno que está en Palestina y me comentó que había una posibilidad de dirigir aquí en primera división. Maduramos la idea, hasta que finalmente se dio todo, llegamos a buen acuerdo y finalmente me viene a trabajar acá”, comenta Claudio Rojas al diario El Gráfico.

El proceso entre el ofrecimiento del cargo y la decisión de viajar, fue largo y conversado con sus seres más cercanos. “No conocía nada del fútbol palestino. Cuando me contactó Roberto y luego el presidente del club, empecé a averiguar, me metía a la página y trataba de traducir las cosas árabes en Google (risas). Así comencé a conocer el club, la liga y me llamó mucho la atención”, comenta el técnico nacional.

¿Cuál es la motivación que mueve a Claudio Rojas a aceptar esta propuesta? “Es un desafío interesante, poco convencional para nosotros, pero algo nuevo y que sin duda alguna me seduce. En Chile estuve a punto de ir a un equipo de segunda división, pero finalmente no se concretó. Apareció esta opción y acá estoy, haciendo mis primeras armas”, afirma Rojas mientras disfruta de algunos días libres por la fecha FIFA.

La historia del Ahli al Khalil en Palestina. El club que actualmente maneja el chileno nació en 1974 y hace cinco años que está jugando en la primera división. Si bien no es uno de los equipos más populares de la zona, intenta ganarse a la hinchada a punta de triunfos: Cuatro títulos en el semestre pasado, de los cuales los dos más importantes son la Copa Palestina y la Copa Yasser Arafat. Gracias a esta última, obtuvieron un cupo a la Asia Championship (una especie de Copa Sudamericana).

“Los fines de semana en que juega el equipo, nuestro promedio de asistencia es 1500 personas. Es un club emergente que está día a día tirando hacia arriba, intentando surgir como institución”, afirma el ex entrenador de Colo Colo.

Pero Claudio Rojas no está solo en Palestina puesto que el preparador físico Gonzalo Fellay también decidió acompañarlo en esta aventura. Ambos asumieron la conducción del plantel hace menos de un mes, donde hasta el momento no han sabido de derrotas: Tres partidos dirigidos, un triunfo y dos empates. “Hemos realizado muy buenos momentos dentro de los diferentes partidos y creo que lo que nos ha faltado es la contundencia para poder materializar en goles”, comenta Rojas.

“En menos de un mes han logrado entender principalmente nuestra idea futbolística, cosa que no es fácil porque tenemos que traspasar los mensajes y tácticas a través de un traductor que pasa del inglés al árabe, por lo que ahí empieza a distorsionarse el mensaje“, afirma el técnico quien ha tenido que ingeniárselas para que sus jugadores entiendan sus palabras. La última estrategia fue hacer papelografos, llevarlos a la cancha y mostrarles los ejercicios en inglés.

La vida en Palestina, las diferencias con Chile y el fútbol salvaje

Claudio está tranquilo y feliz en Hebrón. Vive en un centro cultural, maneja un automóvil que le entregó la dirigencia del club y por las tardes disfruta de la tranquilidad de las calles cercana a su hogar. Pero no todo es fácil, puesto que el técnico afirma que “lo más complejo sin duda alguna es el idioma, pero acá la mayoría de la gente se desempeña bien con el inglés”.

Además del idioma, el técnico del Ahli al Khalil comenta que “hay costumbres que son muy diferentes a las nuestras, sobre todo por el tema religioso. Las mujeres andan tapadas en las calles, los hombres no están en el mismo lugar que las ellas, hacen todo separado, es llamativo”.

¿Cómo ha sido la adaptación futbolística en Palestina? Volviendo a la cancha, el chileno nos cuenta que el principal problema que se encontró cuando llegó al club es que “el fútbol todavía es mirado como una actividad complementaria a la vida diaria”.

Por lo mismo le solicitamos que hiciera el ejercicio de comparar a los futbolistas de allá con los deportistas chilenos. “El jugador de acá no es tan dedicado como el jugador chileno; en nuestro país es fundamental el trabajo que se hace en la formación; de cumplir horarios, ir a entrenar todos los días, la alimentación”, comenta el técnico chileno.

Para reafirmar sus palabras entrega un ejemplo con el que tiene que lidiar día a día. “Mis jugadores llaman por teléfono y avisan que no van a venir a entrenar porque hubo un problema en la carretera. Eso no pasa en Chile porque los jugadores saben que deben llegar si o si”, sostiene el DT.

A pesar de llevar pocas semanas en Palestina, Claudio Rojas ya realizó una radiografía profunda a la competencia local. “Es una liga emergente que si bien tiene jugadores de buen corte técnico, es un fútbol más bien “salvaje“. Buenos para la pelota pero malos para el fútbol, de parte de vista de la ubicación, movimientos dentro del campo de juego”, sentencia el chileno.

La formación a los 30 años, Roberto Kettlun y la gira a Chile

A pesar de que ya no dirige a jugadores de 16 años, Claudio Rojas siente día a día tiene que formar a sus pupilos, los cuales van de los 20 a 35 años “Es doble labor: tener que formar jugadores cuando ya son adultos y además dirigir el equipo. Los jugadores vienen con un déficit en la formación, lo cual queda en evidencia una vez que llegan a un equipo de primera división. Es como si le dijeras al “Pajarito” Valdés cómo tiene que moverse (risas)”, comenta el técnico chileno.

El gran apoyo de Claudio. En esta nueva aventura, el ex técnico de la Sub 16 de Colo Colo ha tenido al jugador chileno Roberto Kettlun como su gran compañero.

“Cuando las palabras en inglés me faltan, Roberto me ayuda. Ha sido un aporte, incluso él ha estado presente en algunas reuniones con los directivos haciendo una especie de traductor. Es un apoyo constante en nuestro proceso de adaptación”, sentenció Rojas quien además de ser amigo de Roberto es su técnico en el Ahli al Khalil.

Si bien Claudio Rojas tiene contrato hasta fines de mayo del 2016, su regreso a Chile será en los primeros meses del año: a través del Bank of Palestine, llegó una invitación del club de primera división chilena Palestino, para que así el Ahli al Khalil hiciera una gira en nuestro país.

“Vamos a estar en Chile dos o tres semanas, donde además de realizar una pretemporada, tenemos contemplados jugar algunos partidos amistosos. Sin duda alguna nos servirán como preparación para nuestro desafío internacional (Asia Championship)”, comenta el técnico nacional.

“Por ahora me gustaría quedarme más tiempo. Quiero que el equipo juegue cada vez mejor, que podamos estar más arriba en la tabla de posiciones y de ahí uno nunca sabe. Quiero conocer el mundo gracias al fútbol“, finaliza el primer técnico chileno que dirige en Palestina.

GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo