No sólo el América: los fracasos mexicanos en el Mundial de Clubes

Las Águilas perdieron contra el Guangzhou de China marcando la primera sorpresa del campeonato que se disputa en Japón. Una derrota que nos recuerda que nunca hay que celebrar antes de tiempo en el fútbol.

Por

El Gráfico Chile

En el fútbol nada está dicho hasta que el árbitro toca el pitazo final. Una premisa antigua pero que algunos olvidan en la previa, incluso de torneos tan importantes como el Mundial de Clubes donde el América de México perdió ante el hasta ahora desconocido Guangzhou Evergrande de China.

Pese a que los asiáticos tienen a viejos conocidos como Robinho, Elkeson, Ricardo Goulart y Paulinho, nadie pensó que los dirigidos por Luiz Felipe Scolari darían el batatazo y se impondrían por 2-1 en los cuartos de final.

La sorpresa se instaló en México donde no pueden creer la derrota de uno de los equipos más importantes del país que cuenta con una gran inversión para traer jugadores. Decepción que de todas maneras tiene antecedentes.

En el año 2007 el Pachuca se imaginaba en una final contra Boca Juniors, pero ni siquiera les alcanzó para vencer al débil Étoile du Sahel de Tunez. El equipo que había vencido a Colo Colo en la final de la Sudamericana 2006, también venía de levantar los trofeos de la liga mexicana y la Concachampions, pero se tuvo que volver temprano a casa.

Tres años más tarde, los Tuzos, llegaron a Emiratos Árabes Unidos con la misma ilusión pero el sorprendente Mazembe africano le dio una lección de humildad e incluso le ganó al Inter de Brasil en semifinales, perdiendo sólo en la final contra el gigante Inter de Milán de José Mourinho.

El Monterrey tampoco respetó la premisa del “no hay enemigo chico”, en 2011 ganó su derecho a asistir al Mundial quedándose con la Concachampions pero los pergaminos no le alcanzaron para imponerse al Kashiwa Reysol de Japón en una tarde donde Humberto Suazo anotó el gol del empate que no serviría de mucho porque los locales se quedarían con el triunfo en los penales (4-3). Dos años más tarde, repitieron el fracaso perdiendo por 2-1 con los marroquíes del Raja Casablanca en su primer encuentro. 

El América repitió la historia y ahora el Guangzhou Evergrande se ilusiona con vencer al poderoso Barcelona de España. En soñar no hay engaño.

GRAF/JR

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo