River sufrió más de la cuenta para avanzar a la final del Mundial de Clubes

Los Millonarios vencieron por 1 a 0 al Sanfrecce y ahora buscan el título del torneo.

Por

AFP

River Plate sufrió pero se clasificó a la final del Mundial de Clubes tras ganar 1-0 a un Sanfrecce Hiroshima que puso contra las cuerdas al equipo argentino en Osaka, en un estadio Nagai convertido en el Monumental por la presencia de miles de seguidores argentinos.

Ahora el campeón de la Copa Libertadores jugará en Yokohama el domingo con el vencedor de la semifinal entre el Barcelona y el Guangzhou Evergrande, que se disputa este jueves a las 07:30 horas.

En un partido para olvidar, River Plate se llevó la victoria gracias a un gol del delantero Lucas Alario en el minuto 72, aunque la gran figura fue el arquero y capitán Marcelo Barovero, quien había salvado a su equipo con tres atajadas en el primer tiempo.

Barovero, el salvador

River Plate dominó en los primeros 20 minutos (61% de posesión al descanso), pero no fue capaz de sumar una ocasión, mientras que el Hiroshima estaba ordenado y seguro en defensa, intentando salir con velocidad en cuanto robaba el balón.

Así fue como los japoneses comenzaron a llegar sus ocasiones y Barovero se convirtió en un gigante para mantener con vida a River en unos minutos de espanto. En el 25 el colombiano Éder Balanta midió mal de cabeza un pase largo y Yusuke Minagawa remató al primer toque. El arquero, brillante en la salida, le ganó la partida.

A continuación Yusuke Chajima encaró a Balanta en la banda izquierda, se ganó el espacio y probó de nuevo a Barovero, seguro despejando a córner con una mano.

River estaba desconcertado. En el 39 de nuevo Minagawa recibió en el punto de penal y se levantó la pelota para empalmar una volea, pero otra vez el arquero trasandinó voló y dejó el cero en el marcador en el Hiroshima.

Alario, el héroe

La única ocasión de Los Millonarios en la primera mitad fue un remate de cabeza del uruguayo Carlos Sánchez que despejó Takuto Hayashi. Por eso, cuando el árbitro señaló el descanso, el técnico Marcelo Gallardo hizo reaccionar a sus pupilos en el camarín y en el segundo tiempo se generaron rápidamente una ocasión con Rodrigo Mora (48), pero lanzó a las nubes un balón muerto en el área.

Gallardo intentó agitar el partido con el ingreso de Lucho González (56) y al uruguayo Tabaré Viudez (63), pero su equipo seguía sin reaccionar. Finalmente en una falta llegó el gol argentino. Alario acertó de cabeza tras un primer toque también con la testa de Jonatan Maidana que había servido para salvar la salida del arquero.

Luego el Hiroshima acusó la paliza de la última semana y River tuvo el oficio para controlar el partido y alcanzar la final, esperando al ganador de la otra semifinal entre Barcelona y el Guangzhou Evergrande.

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo