Arqueros campeones del mundo: "Claudio Bravo es de lo mejor"

Taffarel, Ubaldo Fillol y Nery Pumpido creen que el capitán de la Roja está en lo más alto del fútbol. Destacan que tenga solvencia y tranquilidad para no fracasar en una función tan difícil como cuidar el arco de Barcelona.

Por

Luis Rivera Talpen

Todos hablan de él. Es el arquero del momento. Algunos se han sorprendido con lo que ataja y otros confirman sus primeras impresiones. Claudio Bravo suma elogios, premios, títulos y buenas actuaciones defendiendo al mejor equipo del mundo, Barcelona.

Sus atajadas y posterior consolidación en un arco tan importante como ese lo tienen en boca de los mejores arqueros de la historia del fútbol. Sí, no es una exageración. El Gráfico Chile se acercó a tres de ellos y, por ejemplo, Ubaldo Fillol, campeón del mundo en Argentina 1978, tiene una particular percepción del momento que vive el capitán de la Roja.

“No hay dudas, está consolidado. Lo mejor de todo es que ha enriquecido a un equipo tan bueno como el Barcelona. Su permanencia en el arco ha hecho que todo lo que bueno que hizo este club en 10 años haya mejorado. Tiene la solvencia para defender un arco tan importante como ese. Tiene que ser titular absoluto, en liga, en Champions, pero es la percepción que tengo como sudamericano”, comenta el Pato.

Fillol, considerado el mejor meta argentino de todos los tiempos, confiesa, además, que “en un momento, hablando con Pekerman, él recordó las capacidades que tenía Bravo desde joven. Hoy es de lo mejor que hay en el mundo, está en el podio y me pone feliz su nivel”.

Claudio Taffarel es otro que alcanzó la gloria en una Copa del Mundo. En 1994, el portero guió a la Verdeamarela a su cuarta estrella y por eso es palabra autorizada para analizar al chileno. “Juega muy bien con los pies y eso lo convierte en un arquero moderno. Además, siempre demuestra tranquilidad. Si está en un equipo como Barcelona es porque tiene un gran nivel”, expone el actual preparador de arqueros de Galatasaray de Turquía.

Taffarel, además, lo ubica entre los astros de las tapadas. “Entre los grandes porteros del mundo no hay muchas diferencias y al jugar en uno de los clubes más importantes eso responde a la pregunta de si es uno de los mejores“, finaliza el ex Inter de Porto Alegre y Parma.

Nery Pumpido, en tanto, es otro referente mundial del puesto. Y con razón, pues ganó con Argentina el Mundial de 1986, en México. Y también quiere elogiar a Bravo, le gusta su “elegancia”. “Es totalmente completo. Cuando un arquero da un paso tan importante y es traspasado a un club tan grande como el Barcelona es porque es de los mejores del mundo. No hay dudas. Tiene todas las condiciones para ser el mejor y lo está demostrando”, dice el santafesino.

Sin embargo, el también campeón de la Copa Libertadores con River Plate en 1986, evita hablar de la ya tediosa disputa con Marc-André ter Stegen. “No hay que compararlos. No es necesario. Es como hablar de Messi y Maradona. No viene al caso, sólo hay que disfrutar de sus atajadas. Luis Enrique verá quien juega”, acota Pumpido.

Y ese es el momento que vive Claudio Bravo, alabado por los guardavallas históricos de los mundiales y con un presente que, según los que saben, debería terminar con él atajando en Champions League y con Ter Stegen, mientras, ganando minutos en otro equipo competitivo de Europa.

GRAF/LRT

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo