El funcionamiento del esquema hiperofensivo del rival de la U en la Copa Libertadores

River Plate de Juan Ramón Carrasco juega con un 4-3-3, donde los laterales son claves en subida y existe un sólo volante de contención, más dos creativos netos. Podrían llegar sin mayor competencia al choque con los azules.

Por

Luis Rivera Talpen

El técnico Juan Ramón Carrasco es un amante del fútbol ofensivo y también de las palabras. Conocidas son sus frases polémicas, así como también sus especiales arengas para motivar a sus dirigidos. Sin embargo, ese ímpetu que pone en cada encuentro no se ha podido traducir en mayores éxitos, salvo en la temporada 2010-2011, cuando obtuvo el título local con Nacional de Uruguay.

Actualmente, Carrasco es el actual entrenador de River Plate de Montevideo, rival de Universidad de Chile en la primera fase de la Copa Libertadores. ¿Cómo juega este equipo? No hay dudas de que el diseño es ofensivo, aunque en Montevideo han visto una pequeña mutación hacia dejar de ser tan directo y a intentar manejar un poco más la posesión.

Eso lo explica el flexible 4-3-3 de Carrasco en este pequeño club montevideano. En defensa utiliza cuatro defensores, pero los laterales son constantes agentes de ataque. En el mediocampo, sólo un hombre es exclusvo para el quite y se trata de Ángel Rodríguez.

Los otros dos volantes, Fernando Gorriarán y Bruno Montelongo, son absolutamente creativos e insisten siempre en llegar al área rival para acompañar al centrodelantero Santiago García. Los otros extremos son Alexander Rosso y Michael Santos.

Entonces, por momentos, este equipo reúne a siete jugadores en funciones netas de ataque. Un volumen que se despliega desde las bandas hacia el centro del área.

Si bien es un elenco dinámico, tiene problemas defensivos. Acabó la competencia charrúa como el segundo equipo que más convirtió (31), pero también fue uno de los clubes que más goles recibió (25). Sólo Racing (26) y Villa Teresa (30) terminaron con más, en un torneo de 15 jornadas.

Pero hoy ocurre que el panorama de River Plate no es muy bueno, pensando en la Copa Libertadores y en los azules. Recién el 5 de enero volverán a las prácticas (la U ya está entrenando) y, como el torneo uruguayo parte la primera semana de febrero, no llegarían con duelos oficiales para enfrentar a los chilenos, salvo que la asociación local modifique su calendario. De hecho, para enero, la escuadra de Carrasco tiene agendado sólo dos encuentros amistosos.

Los partidos contra los estudiantiles son el 27 de enero y el 3 de febrero, por lo que llegarán con poco rodaje. De sus fichajes tampoco hay noticias.

GRAF/LRT

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo