Quiere verlos campeonar: El enfermo terminal que sigue con vida "gracias al Leicester"

Le dieron cuatro semanas de vida en marzo del año pasado, pero ya lleva sobreviviendo un año. Su gran sueño es ver a los Foxes campeonar

Por

El Gráfico Chile

Hace un año exacto terminaba la jornada 30 de la Premier League y el final de temporada se acercaba. Mientras Arsenal, Chelsea y Manchester City peleaban el título, en la parte baja de la tabla estaban Hull, Burnley, Queens Park Rangers y Leicester City luchando por salvarse del descenso. 

Los Foxes eran el equipo que parecía destinado a bajar a Championship League y su aventura en la primera división sólo les duraría un año. Es que la derrota por 4 a 3 ante Tottenham que habían sufrido el 21 de marzo los mantenía en la última posición de la tabla de posiciones a sólo ocho fechas del final de la liga. Pero hay un viejo dicho que se aplica a la perfección a lo que lograron en Inglaterra: “no está muerto quien pelea”. Una seguidilla de cinco partidos ganados en línea, un empate y una victoria en la última fecha, les permitieron quedarse en la máximo categoría de Inglaterra. 

Nadie diría que un año después el Leicester estaría primero de la Premier League y con la mayor chance de obtener el título. La situación del equipo de Claudio Ranieri parece ser la metáfora perfecta para la situación que está viviendo uno de sus hinchas en Australia. 

Hace un año a Tony Skeffington, declarado hincha de los Foxes, le detectaban un cáncer terminal y los doctores sólo le daban cuatro semanas de vida. Pero las cuatro semanas se alargaron a un año y el australiano sigue en pie viendo como su equipo está peleando el título contra todo pronóstico. Tal como él pelea contra la muerte contra todo pronóstico. Porque, como bien señala el dicho, no está muerto quien pelea. 

“Ver al Leicester salir del descenso la temporada pasada y ver como les está yendo esta temporada me está ayudando a pelear con esto. Cuando me dieron cuatro semanas de vida, ellos empezaron a repuntar y yo también. Tener algo positivo en que concentrarte te hace sentir bien. Todavía estoy confiado en que voy a poder ver toda la temporada”, señaló Tony, de 51 años, al diario The Sun

Aunque su gran sueño era viajar a Inglaterra a conocer a su héroes, el cáncer que afecta a Skeffington, que ha hecho mermas en su cuerpo, le impide hacer un viaje tan largo y tendrá que conformarse con ver los últimos partidos desde la otra isla, la oceánica, y celebrar con el banderín firmado que le envío el equipo, además de la foto de Andy King, su jugador favorito, sosteniendo el nuevo presente. Al menos, esa es la idea de Tony si la enfermedad no dice lo contrario. 

“No estoy muy bien ahora, pero me dio un nuevo aire ver la foto de Andy King sosteniendo mi banderín firmado. Mi situación no es buena y si la última quimioterapia no funciona, sólo me quedarán un par de semanas de vida. Pero me mantengo lo más positivo que puedo para sobrevivir lo suficiente y ver al Leicester ganar el título”, agregó Skeffington al diario Leicester Mercury.

Su esposa Donna, por lo menos, aún mantiene las esperanzas y concluye esperanzada: “El Leicester lo mantiene con vida”. 

GRAF/GP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo