Uno a uno de Argentina: Un equipo sólido logró tomarse su revancha sin apremios en Chile

Una oncena llena de oficio desdibujó a la Roja. La Albiceleste dejó atrás el mal inicio y con Lionel Messi a la cabeza hizo uno de los mejores partidos de las Clasificatorias.

Por

El Gráfico Chile

Sergio Romero: Partido correcto del meta argentino. Cuando lo buscaron respondió con la categoría que tiene. Le tapó el empate a Orellana en el segundo tiempo y se ganó una amarilla por hacer tiempo.

Gabriel Mercado: Uno de los mejores en el fondo transandino. El lateral de River Plate fue una verdadera muralla en el sector derecho y fue un constante agente ofensivo en las pelotas detenidas. Fue en esa labor donde aprovechó un pase de Messi para marcar el 2-1 de la albiceleste

Nicolás Otamendi: El del Manchester City fue uno de los más sólidos en la última línea del equipo de Gerardo Martino. No pasó zozobras y tuvo un correcto cometido.

Ramiro Funes Mori: Junto a Otamendi, el formado en River Plate jugó un gran partido en el Nacional. Bien en la marca, recuperación de pelota y anticipación. Uno de los puntos altos.

Marcos Rojo: El hombre del Manchester United fue uno de los que más sufrió con el ataque chileno que se cargó por su sector en el primer tiempo. Golpeó más de la cuenta y en varias jugadas de ataque se vio sobrepasado.

Matías Kranevitter: Excelente partido del hombre que tuvo la difícil misión de reemplazar a Javier Mascherano. Cumplió.

Lucas Biglia: El 6 de la albiceleste perdió la marca de Felipe Gutiérrez en el gol de Chile. Más allá de la desafortunada jugada, el mediocampista de la Lazio tuvo un partido correcto en el Nacional

Éver Banega: Deslucida actuación del volante del Sevilla. Aguantó el mediocampo e intentó generar futbol pero su papel no fue trascendente.

Lionel Messi: El astro del Barcelona sigue demostrando que en la selección no luce lo mismo que en España, sin embargo fue la bandera del ataque, y si bien no desniveló individualmente, cada vez que agarró el balón, el Nacional tembló entero.

Ángel Di María: 80 minutos estuvo en cancha el Fideo, tiempo suficiente para convertirse en uno de los más peligrosos en el ataque trasandino. Inteligente, rápido y hábil, el del PSG fue uno de los mejores en el equipo de Martino. Punto aparte su golazo en el 1-1

Sergio Agüero: Poco mostró el Kun en el Nacional. El delantero no pudo ante sus imprecisiones y la marca de la defensa chilena que supo neutralizarlo cada vez que la pelota llegaba a sus pies. A los 65′ tuvo el 3-1 pero su remate se fue desviado.

Gonzalo Higuaín: Entró con la misión de mejorar la performance de Agüero, sin embargo el Pipa no pudo lucir los pergaminos que realiza en Italia. Poco lo de un delantero que hace rato perdió la paciencia de la hinchada argentina.

Augusto Fernández: Pocos minutos en cancha para una calificación. Ingresó con la misión de sostener el mediocampo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo