El Queno Mena fue parte de goleada que revive al Sao Paulo en la Libertadores

El chileno tuvo una impecable participación en el 6-0 contra el Trujillanos, donde el argentino Jonathan Calleri se matriculó con 4 goles.

Por

AFP/ El Gráfico Chile

El Sao Paulo goleó este martes al Trujillanos 6-0 en Brasil y salvó una final anticipada para seguir con vida en la Copa Libertadores 2016 gracias a su primera victoria en el torneo, que le deja provisionalmente como segundo del Grupo 1 a costa de los venezolanos, ya eliminados.

Los de Edgardo Bauza, con Eugenio Mena como titular, saltaron al Morumbí muy conscientes de que era ahora o nunca, que una delgada línea les separaba de la humillación continental, de quedarse fuera de la Libertadores a las primeras de cambio, y por la puerta de atrás.

El tricampeón de América y un entrenador con dos Copas en el currículum ya se habían acercado demasiado al abismo, plantándose en el cuarto partido de la fase de grupos sin tan siquiera un triunfo, incluyendo el alarmante empate en casa del modesto Trujillanos hace dos semanas.

Y esta noche dijeron basta, con la buena participación del chileno y con un descollante Jonathan Calleri como principal figura.

Los brasileños, que de perder quedaban fuera de la competición, salieron con la goleada pensada y sólo les hicieron falta 12 minutos para sacarse de encima cuatro meses de dudas.

Fue entonces cuando Michel Bastos cruzó un peligroso balón desde el costado izquierdo a la cabeza de Jonathan Calleri, que apenas tuvo que empujar la pelota para batir a Héctor Pérez. Comenzaba así la pesadilla del arquero venezolano y el show del argentino, que acabaría saliendo del partido como artillero de su equipo.

Decididos a expiar todos los pecados de un turbulento inicio de temporada, los de Bauza se lanzaron como una apisonadora sobre el modesto Trujillanos, convertido en el chivo expiatorio de un Sao Paulo desatado.

Apenas habían pasado cinco minutos desde la celebración de Calleri cuando apareció Kelvin en el área venezolana, de donde no se iría hasta llevarse el balón bajo el brazo. Primero remató de cabeza un cruce de Mena desde la izquierda, que palmeó Pérez. Veloz, él mismo retomó su rebote, y esta vez sí, batió al guardameta del Trujillanos, pese al intento in extremis de un defensor que bloqueó el balón sobre la línea.

Era demasiado tarde, la pelota ya estaba dentro y el Sao Paulo volaba sobre el Morumbi.

Estaba el Trujillanos guardando para otra ocasión el libro de la Cenicienta con el que soñó durante las dos semanas que siguieron a su primer punto ante los poderosos brasileños, cuando llegó el tercero.

Una jugada trenzada con una fluidez casi desconocida este año por el ataque del Sao Paulo, acabó con Ganso encontrando Joao Schmidt solo en el centro del área. El joven volante recogió la invitación y batió a un Pérez al que el partido se le hacía eterno.

El ‘show’ de Calleri

Pero a pesadilla venezolana estaba lejos de acabar.

Nada más regresar del descanso, Páez cometió penal contra Calleri, que no desaprovechó la oportunidad desde los 11 metros y puso el 4-0.

Un Sao Paulo hambriento lo siguió intentando, pero el partido ya era propiedad del joven exdelantero de Boca Juniors, a quien un desesperado Héctor Pérez trató de detener en el 79, llevándole de nuevo al punto de penal.

Esta vez no acertó Calleri a la primera, pero era su noche de fiesta y recogió su propio rebote para batir al meta venezolano por tercera vez.

El cuarto llegaría ya con el partido languideciendo y el Trujillanos totalmente borrado del campo, cuando Lucao pegó un chutazo desde el campo local, que encontró al argentino solo en terreno rival para completar una noche inolvidable.

Con esta importante victoria, el Sao Paulo gana una vida en la competición y se coloca provisionalmente como segundo del Grupo 1 con 5 puntos, por detrás del The Strongest, que lidera la tabla con 7.

En tercera posición, y también con cinco unidades, queda el River Plate argentino y, último y ya desahuciado con sólo un punto, cierra la clasificación el Trujillanos.

La tabla queda, sin embargo, a la espera de que bolivianos y argentinos se enfrenten este miércoles en Buenos Aires.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo