Bravo da detalles de la lucha en el arco del Barça: "Somos tres porteros muy, muy diferentes"

El capitán de la Roja habló en profundidad de su trabajo en el elenco que dirige Luis Enrique, fundamentalmente sobre la competencia que existe por la titularidad en potería.

Por

El Gráfico Chile

Es un asunto recurrente y en más de una ocasión le ha sacado ronchas. Hablar de Claudio Bravo en Barcelona es hablar de la rotación de la bullada rotación de arqueros que ha implantado el DT Luis Enrique, es misma que, según informaciones que han emanado desde España, ha generado ruido en el camarín culé.

Pero esta vez fue el propio meta chileno el que se refirió al asunto y lo hizo en conversación con el sitio oficial del Barça. Sobre su rol en el arco catalán, el capitán de la Roja tiró de entrada que “a mí no me gusta ponerme en las decisiones del técnico. Uno debe ser muy profesional en este sentido, todos sabemos para qué estamos y para trabajar lo mejor posible. En el día a día lo tenemos muy claro: nos potenciamos entre los tres. Somos tres porteros muy, muy diferentes”.

Sin embargo, el oriundo de Viluco le dejó un claro recado a su entrenador al plantear que “yo siempre quiero competir, jugar, pero cuando no me toca, me toca la opción de estar apoyando a mis compañeros. Esto es lo que tiene que hacer todo el equipo cuando uno no compite. Lo tenemos muy claro”.

Por otro lado, el formado en Colo Colo describió las especiales condiciones que ostenta el arco de Barcelona. “Nosotros estamos siempre expuestos al contragolpe, tengo la pelota a 60 metros pero siempre intento comunicarme con los compañeros y estar concentrado”, explicó.

Prosiguiendo en su argumento, Bravo sostuvo que “la posición de portero transmite muchas cosas. Además de parar, jugar bien con las pies o tener buena colocación, el portero debe generar tranquilidad. Debe estar concentrado en hacer dos o tres acciones bien, que marcan el desenlace del partido. También hay un grado de locura en la profesión. Yo intento mostrar seriedad y ser una persona comunicativa”.

Por último, el campeón de América reveló que “de pequeño, empecé como jugador pero no me sentía cómodo detrás una pelota y nadie quería ser portero. Era valiente y no tenía miedo a la pelota, me sentía líder, importante y me vestía con un color diferente al resto”.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo