La bandera chilena de Vidal y la primera despedida de Pep: La verdadera fiesta que se vivió en Munich

El Allianz Arena fue el escenario de una nueva celebración por parte del Bayern. Esta vez, el chileno fue uno de los protagonistas de los festejos.

Por

Por: Giuseppina Lobos, desde Munich

Tras una semana de obtener el título de la Bundesliga, el Bayern por fin pudo celebrar con sus hinchas en el Allianz Arena. A las 10:00 am ya se podía ver a varios fanáticos del equipo alemán con la camiseta roja paseándose por las principales de la ciudad. Al mediodía el metro de Munich comenzó a recibir a los miles de fanáticos que querían estar presente en el último duelo de la temporada.

Al ingresar al recinto deportivo se encontraron con una verdadera fiesta preparada por el club: Banderas gigantes, globos, música, lienzo y homenajes al equipo femenino y a las grandes leyendas que han vestido la camiseta del Munich.

Tras eso vino uno de las situaciones más emotivos de la jornada. A segundos de comenzar el duelo, desde las galerías del estadio comenzó a bajar un fuerte aplauso para comenzar a despedir al técnico Pep Guardiola quien asumirá en los próximos días como DT del Manchester City.

Un video con todos los momentos en el club, un trofeo y el abrazo de todo el plantel fue parte de la última jornada del estratega catalán en la Bundesliga. Como si fuera poco, cuando Robert Lewandowski marcó el primer gol del encuentro todos jugadores corrieron a abrazar a Guardiola.

Una vez finalizado el encuentro vino el momento de Vidal. El chileno levantó el trofeo de la Bundesliga junto a sus compañeros y de inmediato se fue en busca de Alonso, hijo mayor del futbolista. El pequeño entró a la cancha y se dedicó a recorrer y saludar a todos los hinchas; mientras que su papá se abrazaba junto a sus compañeros acompañado de la bandera chilena en su espalda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo