A olvidar Lisboa: La superstición invadió a Simeone en la previa de la final

El Cholo, fiel a su estilo, cambió todo lo que hizo para prepararse de cara al partido definitorio de la Champions League de la temporada 2013/2014.

Por

El Gráfico Chile

En 2013/2014, Diego Simeone iniciaba su tercera temporada en Atlético de Madrid y ya tenía a todos los Colchoneros fascinados con el título de la Copa del Rey, la Europa League y la Supercopa de Europa. Pero en su tercer curso a cargo de los capitalinos, el Cholo tenía la gran opción de consagrarse en el Vicente Calderón con el título de la Champions League. 

Los madrilistas cortaban una racha de 40 años sin disputar una final del máximo torneo continental de clubes europeos y en frente tenían a su archirrival: Real Madrid. Pese a que partieron ganando en Lisboa y se ilusionaban con su primera Orejona, los merengues dieron vuelta el marcador y terminaron imponiéndose con un cómodo 4 a 1. 

Por eso, Diego Simeone tendrá la posibilidad de cobrarse revancha de su rival en la final de la Champions League 2015/2016, el próximo 28 de mayo en el estadio San Siro de Milán. Sin embargo, el Cholo no quiere recordar esa caída ante los merengues y ha evitado referirse al concepto de “revancha”, traspasando el mismo mensaje a sus dirigidos.

En la previa del partido que enfrentarán este sábado ante los merengues, los jugadores y el cuerpo técnico han sido claros al expresar que ante Real Madrid sólo será “una nueva oportunidad en la vida”.

Olvidar esa derrota no sólo se ha hecho a nivel del mensaje que han transmitido, sino que, fiel a su estilo, el Cholo también lo ha hecho a nivel de supersticiones y no ha repetido ningún paso de la previa que tuvieron hace dos años. Según detalla el programa español El Chiringuito, el técnico ha cambiado todos los detalles de la semana anterior a la final y dejó de lado la concentración que hizo en aquella ocasión en Los Ángeles de San Rafael, llevando los entrenamientos a la ciudad deportiva que tiene el club en Majadahonda o el mismo Vicente Calderón, donde este miércoles “bunkerizó” el espacio para tener prácticas privadas. Además, no sólo se ha dedicado a hacerlos entrenar, sino que les ha dado espacios libres y los llevó a un spa para que se relajen a días de la gran final. 

Pero los detalles no se quedan sólo ahí, sino que también los llevará a cabo en su viaje a Milán. A diferencia de dos años, cuando se fueron a Lisboa un día antes del partido, ahora lo harán con dos días de anticipación y se alojarán en el mismo hotel que lo hicieron la única vez que ganaron en la ciudad italiana, en los octavos de final de la Champions League 2013/2014 ante AC Mián por 1 a 0 con un tanto de Diego Costa. 

Diego Simeone sigue mostrando que es un cabalero de tomo y lomo y seguramente lo veremos nuevamente entrando a reconocer la cancha de San Siro tocándose la entrepierna y haciendo los “cuernos” con la mano izquierda, tal como lo hizo en el Allianz Arena en la previa de la semifinal de vuelta. 

GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo