Los momentos de terror que vivió Pulido: Golpeó a su captor y pidió ayuda por celular

El delantero formado en Tigres agradeció en redes sociales a todos quienes estuvieron preocupados por su situación mientras estuvo de rehén.

Por

Círculo Central Alan Pulido vivió horas de terror tras ser secuestrado en su natal Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas de México. Luego de salir de una fiesta el sábado a la medianoche, el delantero mexicano fue secuestrado y estuvo cautivo por cerca de 24 horas, siendo rescatado en una operación donde participaron agentes del Estado mexicano y del gobierno local de su ciudad.  El atacante, que actualmente juega en el Olympiakos, fue interceptado por cuatro personas en su vehículo cuando se retiraba de la fiesta junto a su novia, para ser rescatado un día después. El fiscal a cargo del caso, Ismael Quintanilla, relató los difíciles momentos que vivió el jugador y cómo se dio su liberación.  Mientras se encontraba como rehén en la guarida de sus cuatro captores, Pulido aprovechó el momento donde sólo era vigilado por uno de ellos para liberarse. “Golpeó a uno de sus captores y le arrebató el teléfono móvil para pedir auxilio y ser rescatado por fuerzas de seguridad”, partió relatando el fiscal de Tamaulipas a radio Fórmula y agregó que “logró zafarse de las ataduras, tuvo un enfrentamiento con él y lo sometió. Le quitó el celular con el que pudo hacer la llamada”. Alan Pulido estuvo cautivo por 24 horas antes de ser rescatado y luego de los momentos de terror que vivió, agradeció a través de sus redes sociales a todos quienes se preocuparon por su estado. “Nos ayudaron mucho en esta terrible experiencia de nuestras vidas que no se lo deseamos a nadie. Agradezco mucho el apoyo brindado a las autoridades federales y estatales por permitirnos regresar sanos y salvos con nuestro familiares y amigos”, dijo el atacante mexicano. pic.twitter.com/WoUz83LW1F — PULIDO 1️⃣7️⃣ (@puliidooo) 30 de mayo de 2016 GRAF/GP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo