La importancia que ha tenido la localía entre los ganadores de la Copa América

A pocas horas que comience este importante torneo hay un elemento con el cual Estados Unidos debería contar a su favor.

Por

DPA / El Gráfico Chile A pocas horas que comience la Copa América Centenario hay un elemento extrafutbolíticos que vale la pena tomar en cuenta: la localía. En un país tan afecto a las estadísticas deportivas, que Estados Unidos sea el anfitrión este campeonato puede ser tomado como una gran augurio: cuatro de los ocho países que alguna vez fueron campeones en sedes fijas, ganaron su único título jugando de local. La importancia de la localía en la Copa América y en los viejos torneos Sudamericanos quedó demostrada una vez más en la última edición de Chile en 2015, cuando la “Roja” venció en la final a Argentina y levantó por primera vez el trofeo en 37 participaciones. De las 41 ediciones que se disputaron en un único país, 21 fueron ganadas por los anfitriones. Sólo Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay, en una ocasión en Perú 1953, pudieron celebrar el título fuera de sus fronteras. Las restantes tres, que se disputaron sin sede fija, quedaron en manos de Perú (1975), Paraguay (1979) y Uruguay (1983). Además de ser el más campeón del continente y el de mayor cantidad de participaciones ya que sólo faltó en dos ediciones, Uruguay también puede jactarse de ser la selección que más veces logró imponer su fuerte localía. Siete de sus 15 títulos los celebró en Montevideo, donde ganó todos los trofeos continentales que disputó. El otro orgullo oriental es ser la única selección capaz de hacerse fuerte en Argentina, donde ganó tres campeonatos: la edición inaugural en 1916, la primera bajo el actual formato de Copa América en 1987 y la más reciente en 2011. La gran tarea de Estados Unidos Considerando los datos anteriormente mencionados la escuadra de Estados Unidos deberá quebrar una marca histórica si pretende levantar la Copa: desde 1993, cuando comenzaron a jugar selecciones invitadas de la Concacaf, nunca ha podido celebrar el título. La que más cerca estuvo fue México, que llegó a la final en 1993, cuando perdió con Argentina en Ecuador, y en 2001, cuando cayó ante el local Colombia. Estados Unidos, Costa Rica, Honduras, Jamaica y hasta Japón, insólito invitado en 1999, quedaron aún más lejos. Ahora, por primera vez con seis representantes y la sede en un país propio, la Concacaf tendrá una oportunidad histórica de quebrar la hegemonía sudamericana. GRAF/GL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo