Uno a uno Chile: Vidal salvó con categoría otra baja jornada de Bravo

El mediocampista del Bayern Munich no tuvo un gran cometido, pero respondió en los momentos clave, todo lo contrario a lo que sucedió con el arquero de Barcelona.

Por

El Gráfico Chile Claudio Bravo: Los tres goles que le han hecho a la Roja en la Copa América Centenario han contado con negligencia de su parte. Ante Bolivia, en líneas generales, tuvo escaso trabajo debido a las pocas llegadas altiplánicas, pero en una de las pocas jugadas en las que se le requirió, quedó al debe. Más allá del mérito de Jhasmani Campos, tiene responsabilidad en el gol rival, ya que el tiro se clavó en el ángulo de su palo. Mauricio Isla: Falto de chispa. Su bajo cometido no pasa por sus yerros, sino que se sustenta en su escasa trascendencia. Ante el conservador planteamiento de Bolivia, tuvo poco trabajo en faenas defensivas, mientras que en materia ofensiva dijo presente con algunos desbordes, pero con una falta de precisión reprochable a la hora de combinar. Fue reemplazado a los 76′ por José Pedro Fuenzalida. Gary Medel: Acostumbrado a ser uno de los más regulares de la Roja en el último tiempo, en la opaca Copa América Centenario de la Roja no ha desentonado y ante Bolivia fue uno de los mejores. En las pocas jugadas en las que se vio exigido mostró serenidad y solvencia. Ante la baja carga de trabajo en la retaguardia, intentó colaborar en ofensiva cuando así lo requería el equipo. Gonzalo Jara: Juan Antonio Pizzi decidió seguir confiando en el hombre de la Universidad de Chile, quien ante Bolivia mostr un nivel mucho más alto que lo exhibido ante Argentina en el debut de la Roja en el certamen que se desarrolla en Estados Unidos. Eso sí, la exigencia, tanto por el caudal como por la calidad de los delanteros rivales, fue mucho menor a la que tuvo ante la Albiceleste. Parece afirmarse en el once. Jean Beausejour: Muy comprometido en ataque, fue arma permanente de un Chile que buscaba incesantemente vulnerar una retaguardia boliviana que parecía imbatible, sobre todo en gran parte del segundo tiempo, cuando se acercaba el término del partido y no llegaba el segundo tanto chileno. Desbordó constantemente y centró con frecuencia, sin embargo estuvo poco certero en esta última faceta. En materia defensiva tuvo poco trabajo. Charles Aránguiz: Continúa con su extraña Copa América Centenario. El hombre del Bayer Leverkusen tiene al público chileno acostumbrado a mostrar buen nivel, sin embargo en Estados Unidos el Príncipe se ha visto opaco, lo que se debe en gran parte a que está dedicado más a labores de corte que de elaboración. Su cometido al debe se traduce en el rendimiento global de un equipo que tienen a abusar del pelotazo. Pablo Hernández: Interesante cometido del tucumano en su debut oficial con la Selección. Se ubicó como segundo volante de contención, sin embargo en gran parte del encuentro jugó como enlace, ya que el poco atrevimiento rival permitía adelantar líneas. En un cerrado primer tiempo, se atrevió de media distancia, sin embargo sus intentos carecieron de enjundia. En el complemento se fue perdiendo. Arturo Vidal: Tuvo un comienzo muy desordenado. Su actitud por ir a todos los balones lo sacó de su tarea: ser el creador de juego en un equipo que echa de menos un 10 clásico. Pero a diferencia de un mediocampista del estilo de Jorge Valdivia o Matías Fernández, el hombre del Bayern Munich tiene mucho más despliegue y con ello aporta tanto en defensa como en ataque. Más allá de ese balance general, el formado en Colo Colo mostró su condición de superlativo en los dos tantos: en el primero define con certeza al primer toque y en el segundo mostró clase y serenidad al cobrar un penal en los descuentos. Fabián Orellana: Fallida apuesta de Juan Antonio Pizzi al colocarlo como titular. el puntero que comenzó jugando cargado por el sector derecho no mostró desborde y cuando centró careció de precisión. Intentó también por el costado izquierdo, pero tampoco gavitó. Sigue estando demasiado lejos del gran nivel que viene de exhibir en el Celta de Vigo. Abandonó a los 67′ para dar paso a Edson Puch. Mauricio Pinilla: Sus características de 9 clásico no lograron imponerse sobre la férrea resistencia que le planteó la poblada defensa de Bolivia. En la primera etapa tuvo un par de apariciones, pero en líneas generales fue neutralizado por la zaga rival. En los escasos minutos que jugó en el complemento, fue trascendental al habilitar a Arturo Vidal en la apertura de la cuenta. Pizzi lo sacó a los 57′ para disponer del ingreso de Eduardo Vargas. Alexis Sánchez: Movedizo como siempre, se cargó por las dos puntas tratando de abrir espacios ante una cerrada defensa. Creó algunas ocasiones para Chile, pero en muchas instancias abusó del juego individual, tal como sucedió en el debut ante Argentina. Tuvo una chance clara en el primer tiempo, pero se la sacaron de la línea. En el complemento, fue protagonista indirecto del segundo gol de Chile al lanzar el tiro que dio en el brazo de Luis Gutiérrez y por el que el árbitro Jair Marrufo cobró penal. Eduardo Vargas: Sigue al debe. Fue el primer cambio de Juan Antonio Pizzi y no gravitó en algo más de media hora que estuvo en el campo de juego. Con condiciones distintas a las de Mauricio Pinilla, intentó sobrepasar una zaga poblada, pero al igual que el ariete del Atalanta sucumbió ante la contundente resistencia de los defensores altiplánicos. Edson Puch: En algo más de 20 minutos en el campo, el iquiqueño mostró mucha movilidad y pareció estar mucho más enchufado que Fabián Orellana, a quien le tocó reemplazar. Se cargó por la punta izquierda, sector por donde intentó combinarse con Jean Beausejour para vulnerar la retaguardia rival. Eso sí, sus envíos fueron más bien imprecisos. José Pedro Fuenzalida: Entró como lateral izquierdo por Mauricio Isla cuando el juego estaba igualado 1-1 y la zaga rival parecía neutralizar todo intento chileno. En dicho panorama, su actuación pasó fundamentalmente por su aporte ofensivo, faceta en la que exhibió un par de desbordes y centros sin mayor precisión. Casi no tuvo exigencia en labores defensivas. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo