Sacan la pizarra: ex técnicos de la Roja le exigen cambios a Juan Antonio Pizzi

El peor arranque de un DT desde el 2001 tiene preocupado al plantel de la Roja. El equipo buscará variantes para enfrentar a Bolivia, sin Eugenio Mena y Marcelo Díaz, lesionado.

Por

Javier Rios R. El panorama para la selección chilena comandada por Juan Antonio Pizzi pasó de claro a oscuro este 2016, con un mal arranque en su campaña que no se veía desde hace 15 años. Las dudas surgen entre los hinchas, más aún con la derrota frente Argentina, sin embargo, el fútbol da revanchas rápidas y contra Bolivia, la Roja puede enmendar camino en la Copa América Centenario. La percepción general es clara e indica que se debe mejorar en todas las líneas si se quiere emular al ave Fénix en la competición y enfrentar las Clasificatorias con la confianza que parece extraviada. Trabajar en la defensa, mover el mediocampo o cambiar el esquema ofensivo surgen como las principales posibilidades. “En el segundo tiempo contra Argentina, por el afán de atacar, era previsible lo que iba a pasar. Lo que pasa es que Juan Antonio (Pizzi) no leyó bien el partido. Chile debía seguir jugando con seguridad defensiva y optó por adelantar las líneas pero dejando espacios defensivos, los contragolpes se transformaron en una verdadera pesadilla”, comenta César Vaccia ex seleccionador chileno. Nelson Acosta también cree que el principal problema del entrenador rosarino en los cinco partidos jugados, ha estado en el poco trabajo defensivo: “Los dos goles de Argentina fueron por el mismo lado, hay una desconcentración que preocupa, más allá de quien juega o quien no juega, ese es problema del técnico. Pero no hay buenas marcas en el juego aéreo, ni en los balones detenidos. Cuando salen los contraataques, Argentina se retrasó y salió con rapidez, no fuimos capaz de anular eso y nos hicieron dos goles por el mismo lado”, analizó el mundialista de Francia ’98. El actual Gerente Deportivo de Fernandez Vial enfatiza en el plano defensivo uno de los problemas que se evidenciaron en los amistosos previos al campeonato conmemorativo: “Lo que veo que está mal en Chile es la marca personal, el juego aéreo porque hubo goles que podrían evitarse, si están con marca no van a liquidar con comodidad. Es un tema que tiene que arreglar Pizzi y es indudable que se complica, porque no ha funcionado bien la selección”, dice tajante. Hernández no sería reemplazante para Valdivia Escalando la cancha, el tramado en medio campo también merece una revisión y según Jorge Garcés el trabajo en el medio campo debe ser revisado: “Cuando Juan Antonio decide no citar a Jorge (Valdivia) queda de manifiesto que no va a contar con un conductor, sin embargo, en los amistosos y en el desarrollo del juego con Argentina se pudo ver la inclusión de Fabián Orellana o Alexis Sánchez. Con (Pedro Pablo) Hernández creo que tampoco cambiaría el juego, el tiene otras características, que se alejan del ser un creativo clásico, a él yo siempre lo he visto más cerca de ser un delantero”. Para el entrenador de la Roja en las Eliminatorias rumbo a Japón-Corea 2002, el cambio no sería táctico, si no que anímico, para recuperar el nivel: “Hay opciones, pero lo importante es que el equipo recupere la confianza con un triunfo categórico frente a Bolivia. Chile tiene grandes jugadores, porque no podemos criticar como si no quedara nada, cuando se perdió contra Argentina, un equipo que en la historia no hemos podido vencer”, comenta. Vaccia sabe que Chile tuvo mayor posesión que la Albiceleste, aunque que no hubo elaboración ofensiva: “Chile debe elaborar mejor, ahora se viene Bolivia y Panamá que son rivales abordables y no se pueden dar el lujo de perder puntos de cara a la clasificación. Además van a ser partidos que servirán para que los jugadores tomen confianza y comiencen a trabajar más las jugadas”. El ataque debe ser con un centro delantero La falta de gol preocupa en La Roja, y Pizzi a cargado los últimos entrenamientos a la definición y creación de oportunidades ofensivas. Sin embargo, un cambio en el esquema ofensivo se pide a gritos. El Macanudo ha usado un “9” clásico durante su carrera y el ingreso de Mauricio Pinilla o Nicolás Castillo sería la solución: “Yo creo que faltó un nueve, por físico por estatura, Vargas no es de los que va a pelear con los centrales ni es un “9” de área, el juega mejor por las bandas, Alexis también y lo mismo pasa con Beausejour”, señala Acosta. La historia está del lado chileno anotando en 12 de sus 13 enfrentamientos previos con Bolivia en la Copa América (logrando un promedio de 3,5 goles por partido), por eso es que César Vaccia comparte la idea y cree que Pizzi tomará la decisión para enfrentar a Bolivia: “Su idea es jugar con un centro delantero, porque cuando juegan Edu (Vargas) y Alexis (Sánchez) lo hacen sin posiciones fijas y más que generar opciones claras, creando confusión. En ese caso un referente de área, que llegue a concretar, que pueda aguantar una pelota, que apoye se hace necesario”. Jorge Garcés es positivo y cree que el plantel chileno “no ha sufrido con el cambio de técnico”, además señala que “son jugadores de gran calidad que pueden sacar esto adelante”. Contra Bolivia será la oportunidad de demostrar y que la Roja renazca en el torneo. GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo