Más perdedores que ganadores: La radiografía de Chile en la polémica tarde de Boston

El pobre rendimiento de la Roja llegó a límites alarmantes. Ante los altiplánicos, la apuesta de Pizzi volvió a fallar.

Por

El Gráfico Chile Resulta difícil determinar quien o quienes fueron los grandes ganadores en la selección chilena tras el mezquino triunfo frente a Bolivia en el Gillette Stadium. Y es que el 2-1 que firmó la Roja a último minuto volvió a dejar más dudas que certezas de cara a lo que viene: Chile presentó un juego opaco, escaso de ideas y de finiquito, e incapaz de destruir la resistencia altiplánica. Línea por línea el equipo dirigido por Juan Antonio Pizzi estuvo muy por debajo del nivel que se espera del defensor del título. Al igual que contra Argentina, la selección terminó dejando más dudas que certezas de cara a lo que viene (Panamá el viernes, una hipotética clasificación a cuartos de final y el camino a Rusia 2018). Más que ganadores habría que etiquetar a jugadores destacados. En esa línea, de los catorce jugadores que vieron acción en Foxborough, Pedro Pablo Hernández, sobresale con lo mínimo: El Tucu mostró movilidad y fue el más parejo durante los más de 90 minutos de juego. “Hernández fue uno de los puntos más altos del partido. Se adaptó muy bien, ganó casi todos los balones”, declaró Pizzi en conferencia. Otros que hicieron un buen papel con los minutos que jugaron fueron Edson Puch y José Pedro Fuenzalida. En Estados Unidos, ambos siguen demostrando que pueden ser interesantes alternativas para las eliminatorias. Entre los perdedores, los más perjudicados fueron las apuestas de Juan Antonio Pizzi. Fabián Orellana estuvo prácticamente invisible y lejos de ser el jugador desequilibrante del Celta de Vigo. Por su parte, el atacante del Atalanta sufrió como 9 y poco pudo hacer ante el opaco juego de la Roja durante los minutos que estuvo en cancha. Lo rescatable de Pinigol fue que armó la jugada de la apertura de la cuenta que capitalizó en gol Arturo Vidal. Por Pinilla entró Eduardo Vargas, quien jugó más de media hora en el Gillette Stadium, ratificando que su nivel es verdaderamente preocupante. Lo de Edu no deja de llamar la atención. El delantero “regalón” de Jorge Sampaoli sigue estando al debe y su bajo nivel en la Bundesliga lo importó a la selección. Ante Bolivia su producción fue escasísima. El martes el Chile de Pizzi buscará el boleto a cuartos de final ante Panamá y allí esperan uno de dos duros escollos: Venezuela o México. Macanudo no la tiene fácil… GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo