Felipe Campos y su sentir por la Roja: "No miento, de repente veo y pienso que podría estar ahí"

El lateral de Palestino narró sus proyecciones con la Selección y sus deseos con un club árabe desmantelado, desde donde ruge: "el que se quedó, lo hizo porque le gusta este equipo".

Por

Por Pablo Serey Correa En la bullada discusión sobre el recambio generacional en el fútbol chileno y sobre todo cuando se habla específicamente de lo que sucede en la Selección, muchos nombres han sido puestos sobre la mesa, sin embargo hay algunos que tienen posibilidades mucho más amplias que el resto para estar en la Roja y entre ellos se encuentra el joven lateral derecho de Palestino Felipe Campos. A sus 22 años, el mundialista Sub 20 en Turquía 2013 ya registra trabajo con la adulta, aunque aún no ha vivido su debut. Con Juan Antonio Pizzi, el formado en La Cisterna entró en la órbita de los seleccionables y prueba de ello es que estuvo como suplente en el triunfo 4-1 sobre Venezuela en Barinas por eliminatorias y fue parte de la prenómina de 40 futbolistas de cara a la Copa América Centenario. Ha destacado en la competencia local como uno de los mejores carrileros por la banda diestra, una de las posiciones con menos alternativas en la Selección durante los últimos años. Y sus buenas actuaciones las ha tenido con el único club de su carrera: Palestino, donde podría estar viviendo sus úlltimas jornadas ante el interés de otros elencos. Pero mientras eso no ocurra, Campos saca pecho por los tetracolores. Por ahora sigues en Palestino, pero se ha hablado de varios equipos interesados en ficharte… Sé que sonó algo de la U, lo vimos con mi representante, como se han visto varios lados, pero de momento no hay nada concreto como para ponerme a pensar fuera de Palestino. Sé que ahora pueden surgir un par de cosas del extranjero, porque muchas ligas terminaron hace poco, pero mientras eso no pase seguiré tranquilo y con la mente puesta en Palestino. Veremos qué pasa. Si te quedas en Palestino, se viene un duro semestre. Campeonato local, Copa Chile y Sudamericana… Se viene fuerte, pero con Pablo Guede en su momento también tuvimos un semestre bien fuerte con la participación en la Libertadores. Esa vez lo enfrentamos de buena manera, aunque nos quedamos en la fase de grupos de la Copa. Ahora esperemos hacerlo parecido, porque siempre buscamos estar en crecimiento y siempre vamos a querer luchar por todo lo que se venga. ¿Cómo está el ambiente en este Palestino que se ha desarmado casi por completo? El que se quedó, lo hizo porque le gusta Palestino, porque le gustan los colores de este equipo. Los pocos que estamos vemos un ambiente tranquilo, donde hay hartas ganas, hartas ganas de seguir creciendo más allá de que nos quedamos en este equipo. Los que aún estamos queremos hacerlo de la mejor manera y con eso sabemos que después podemos llegar a un equipo más grande. ¿Y cómo ves a Nicolás Córdova? El profe Nicolás más que un director técnico es un amigo. Te ayuda mucho. Yo en lo personal le pido muchos consejos, me junto mucho con él para preguntarle cosas del fútbol, pero no sólo pasa por uno, porque él mismo también te llama permanentemente para decirte cosas. Yo lo veo bien, está creciendo como técnico, nosotros lo vemos en el día a día cada vez mejor. En este grupo tan joven y reducido que quedó en Palestino ¿Quiénes han tomado la condición de líder? En estos días no se ha visto algo tan claro, porque ha sido muy poco tiempo después del regreso de vacaciones. Además el profe es súper abierto para hablar con cualquiera, pero uno de los más experimentados es Diego Rosende, también está Jonathan Cisternas y por otro lado llegó Roberto Cereceda, que tiene muy buena experiencia. En mi caso, soy uno de los más viejos dentro de los chicos con Darío Melo y Alejandro Contreras, porque ya pasamos por la etapa de juvenil y por lo mismo también tratamos de aportar nuestra experiencia. Y con esa buena experiencia adquirida en Palestino has podido entrar en el radar de la Selección… Desde que uno se va afirmando en el primer equipo, los logros te llevan a crecer como jugador y la idea siempre es seguir jugando en un alto nivel e ir quemando etapas. Ya pasé por ese tiempo en que andaba preocupado de otras cosas, ahora solo me preocupo del fútbol y eso me sirve mucho para estar en un buen nivel y poder estar nominado en la Selección. ¿Eres consciente de que tienes altas posibilidades de entrar en la Selección a raíz de la posición en la que juegas? No miento, de repente estoy viendo y pienso que yo podría estar ahí, pero son cosas que te las puede dar el mismo club, entonces yo sigo ahí con tranquilidad. Me considero un jugador muy sencillo, humilde y tranquilo y eso me ha llevado a crecer mucho como futbolista y también como persona. Entonces, obviamente que si me ha ido bien así, espero no cambiarlo, porque me ha dado resultado. ¿Has podido hablar con Juan Antonio Pizzi? No he podido hablar directamente con él. En la pasada que me tocó estar convocado solamente entrené en Juan Pinto Durán y después de esa experiencia no he conversado con nadie de la Selección. Más allá de eso, ¿sigues muy de cerca lo que pasa con la Selección? Sí, no te miento que estaba preocupado cuando salió la nómina. Ahora desde afuera he estado viendo los partidos y les deseo lo mejor a los que están en la Copa, más allá de no poder estar con ellos. Si les va bien, a mí me dan más ganas de poder estar ahí y por eso quiero a Chile le vaya muy bien en la Copa América Centenario. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo