Uno a uno de Panamá: Las ganas del equipo que tuvo todo para sorprender a Chile

El discreto nivel de la defensa caribeña contrastó con la movilidad de los dos jugadores que entraron en el ataque y que sorprendieron al dubitativo esquema chileno.

Por

El Gráfico Chile Penedo: La figura de Panamá. Volador y bien posicionado. En los goles de Chile se esforzó: primero dio un rebote tapando el tiro de Alexis, que luego fue concretado por Vargas, y en los otros dos no tuvo nada que hacer para evitar los golazos de la Roja. Machado Le costó aguantar  los desbordes de Alexis que incluso le ganó un cabezazo, poco después sucumbió ante el desborde de Beausejour que terminó en el segundo de Vargas. En ataque logró llegar en el segundo tiempo pero la tiró a cualquier parte desnudando sus deficiencias técnicas. Cummings Atornillado todo el partido, lento y sin capacidad de sacar a la defensa durante los 90 minutos. El punto débil de los caribeños. Miller Al igual que su compañero de zaga, sufrió por arriba pese a tener su mejor arma en ese ítem por su estatura (perdió innumerables cabezazos, con Vidal, el segundo gol de Vargas y con Alexis) L. Enríquez En el primer tiempo estuvo muy débil y se comió los desbordes de el Chapa Fuenzalida, trató de imponerse con violencia sobre Vidal cuando se recogía y no logró hacerlo. G. Gómez  fue uno de los generadores de fútbol pese a perseguir la pelota durante todo el partido, quitó cuando debía, aunque le costó despegar de su posición. A. Enríquez Persiguió la pelota durante todo el partido sin éxito, no ayudó a los centrales, ni aportó en ofensiva. Camargo Fue salida limpia por izquierda y anotó el primer gol atreviéndose a disparar y aprovechando la ayuda de Bravo. Después demostró su verdadero nivel tirando un tiro por arriba y sin poder ayudar en defensa. Quintero Totalmente apegado al esquema que le dio el Bolillo Gómez, no se atrevió a dejar su posición por derecha, no fue aporte. L. Tejada Trató de aguantar la pelota, pero la rapidez de la defensa chilena le pasó la cuenta, lento en las contras, se evidenció su cansancio. Nurse extraviado, no aportó nada en ataque, un verdadero fantasma. Cambios: Abdiel Arroyo entró bien, buenos desbordes y potentes tiros que de haber mejorado su puntería habrían batido al dubitativo portero Bravo. Encontró premio a su insistencia cuando encajó un débil cabezazo que el arquero chileno no pudo contener. Torres “El fantasmita” entró bien, eléctrico y se hizo un pic-nic con la defensa chilena, casi anota en dos ocasiones, aprovechando sus características. Los cambios cambiaron el partido y pudieron cambiar el resultado final. GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo