La ausencia de Rafa Márquez sacó de su tranquilidad a la selección mexicana

El histórico jugador tuvo un permiso especial para viajar a Guadalajara. En tanto, el arquero Corona dijo que le pueden hacer daño a Chile.

Por

Agencias

La selección mexicana se preparó en la mañana de este jueves para el partido con Chile, donde poco dejó ver el entrenador Juan Carlos Osorio, mientras que destacó la ausencia del eterno Rafael Márquez.

Los 15 minutos delante de la prensa se fueron en ver cómo los del Tri realizaban su sesión de calentamiento.

Cuando comenzaron a sacar a la prensa se vio a Osorio distribuir al equipo en tres grupos, como en la práctica del miércoles.

Los únicos ausentes fueron el defensa central y capitán de la selección Rafa Marquez, y el delantero Javier Aquino.

Márquez recibió un permiso especial para viajar a Guadalajara para el nacimiento de su hijo, pero se incorporará al equipo de vuelta, anunció la Federación Mexicana de fútbol en un comunicado la noche del miércoles.

Se espera su regreso la noche de este jueves o en la mañana del viernes, 24 horas antes del partido contra Chile.

Aquino no se ha podido recuperar de su desgarro en la pierna izquierda, sufrido en un partido de primera ronda.

Corona: “Chile es un reto importante”

El arquero azteca José de Jesús Corona fue el encargado de tomar los micrófonos para adelantar el partido que entregará un cupo para las semifinales de la Copa conmemorativa.

“Somos un grupo que está convencido de la idea del profesor (Juan Carlos) Osorio y eso ha sido algo muy importante para ir mejorando día a día y partido a partido. Con al idea de juego con nos identifica podemos hacerles daño y además que con nuestra calidad lo podemos conseguir, estamos convencidos de que se puede”, señaló el meta de Cruz Azul.

Además, el ex portero de Atlas alabó las condiciones de la Roja y destacó como un “reto importante” el lance que se disputará en el Levi’s Stadium.

“Estamos muy contentos y orgullosos, sabemos de la responsabilidad que implica estar aquí. Enfrentar a Chile es un reto muy importante, pero estar convencidos de nuestra idea futbolística ha sido una de las fórmulas para demostrar y poder ir aumentando el nivel tanto en lo individual como en lo colectivo”, señaló.

La última vez que mexicanos y chilenos jugaron en la Copa América fue precisamente el año pasado, cuando los nacional fueron los anfitriones y campeones, terminando con un espectacular empate a tres goles.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo