Uno a uno de Argentina: el mal día de Messi pesó más que el buen nivel de sus compañeros

El análisis del desempeño individual del crack del Barcelona está marcado por su penal fallado. En el momento que tenía que aparecer no lo hizo y eso le costó caro a la Albiceleste.

Por

El Gráfico Chile

Sergio Romero: Rendimiento garantizado en el arco de Argentina. Pese a no tener tanto trabajo, sobre todo en el primer tiempo, cada vez que intervino demostró que estaba muy metido en el partido. Además, mostró buen toque del balón con los pies cuando Chile intentó desarmar la retaguardia rival con presión alta. En la tanda de penales le tapó el tiro a Arturo Vidal.

Gabriel Mercado: Dificil jornada para el lateral de River Plate. Tuvo que lidiar con las arremetidas de Alexis Sánchez por su costado y en la mayoría de ellas perdió, pese a que el delantero del Arsenal no estuvo en su mejor nivel. En ofensiva intentó colaborar con Lionel Messi por la punta derecha del ataque argentino, sin embargo no fue mayor preocupación para Jean Beausejour y el resto de la defensa chilena.

Nicolás Otamendi: Buen desempeño del hombre del Manchester City, quien lideró el buen desempeño de la zaga Argentina. Anticipó y aplicó rudeza en los balones a ras de suelo, mientras que por aire salió victorioso en casi todas las jugadas. De hecho, su buen desempeño en el juego aéreo le sirvió a la Albiceleste para irrumpir en el área rival, sin embargo aquello no le sirvió al equipo trasandino para tumbar el pórtico de Claudio Bravo.

Ramiro Funes Mori: Cuando jugó como central mostró el buen desempeño que lo tiene como pieza fija en la era Martino en Argentina, sin embargo con la expulsión de Marcos Rojo a los 43′ tuvo que desplazarse al lateral izquierdo y ahí se vio muy complicado, sobre todo con la velocidad de Eduardo Vargas y con la mayor proyección que evidenció Mauricio Isla cuando la Albiceleste quedó con 10.

Marcos Rojo: Extraño partido del hombre del Manchester United. No jugaba mal, ya que Argentina no sufrió mucho por su costado, mientras que en ataque buscó combinarse con el peligroso Ángel Di María, sobre todo cuando Chile quedó con uno menos. Sin embargo una fuerte entrada sobre Arturo Vidal a los 43′ le valió la expulsión directa por parte del juez Heber Lopes.

Javier Mascherano: El mejor de Argentina. Notable despliegue físico y desempeño táctico del hombre de Barcelona que comenzó jugando como volante de corte, desde donde aportó recuperación y buena entrega. Pero tras la expulsión de Rojo a los 43′ pasó al centro de la zaga, desde donde lideró las faenas defensivas de Argentina.

Lucas Biglia: Silencioso trabajo del volante de la Lazio. Con 11 en cancha estuvo más suelto y colaboró en ofensiva, pero con 10 se retrasó y asumió mayor responsabilidad en labores de corte. Siempre correcto en la entrega de balón, fue la principal salida del equipo de Gerardo Martino cuando Chile presionaba en campo rival.

Ever Banega: Otro de los puntos altos de la Albiceleste. Muy lucido a la hora de manejar el balón, complicó a Chile cada vez que tuvo espacios y logró combinarse con los delanteros de su equipo. Claramente se vio beneficiado tras la expulsión de Marcelo Díaz, pues era el mediocampista del Celta de Vigo quien tenía la responsabilidad de marcarlo.

Lionel Messi: Día de amargura para la Pulga. Tuvo un arranque con poco protagonismo, pero cuando agarró el balón se hizo notar y Marcelo Díaz sufrió directamente con su nivel, pues dos infracciones del formado en la U sobre el crack del Barça le significaron la expulsión. Pero pese a trascender a la hora trasladarse con la pelota en sus pies, a la hora de definir no estuvo certero. Parece cargar con una maldición con su selección, porque en la definición a penales mandó su tiro a las nubes.

Gonzalo Higuaín: Otra decepción del delantero del Napoli en una final. Tuvo una chance clara para anotar a los 22′, cuando Gary Medel tocó corto hacia atrás, lo que lo dejó solo ante Claudio Bravo, pero en un acto que pareció un déjà vu, erró su defnición ante la salida del meta chileno. Tras dicha jugada, intentó, pero sucumbió ante el trabajo de la defensa rival. Gerardo Martino lo sacó a los 70′ para disponer del ingreso de Sergio Agüero.

Ángel Di María: Entró al campo arrastrando dolencias musculares, las que le terminaron pasando la cuenta. Pese a no estar al cien en lo físico, el puntero del PSG fue uno de los mejores de Argentina en el primer tiempo, de hecho participó en las jugadas más riesgosas en favor de su equipo. Sin embargo, en el comienzo del segundo tiempo dejó en claro que no daba para más y a los 57′ fue reemplazado por Matías Kranevitter.

Matías Kranevitter: Ingresó para equilibrar la retaguardia argentina, pues con la expulsión de Rojo la Albiceleste dejó muchos espacios. En ese sentido, el trabajo el mediocampista del Atlético Madrid fue correcto, pues Chile no logró gravitar por su sector. Se ganó una inmerecida amarilla a los 94′ por una falta sobre Alexis Sánchez.

Sergio Agüero: Desde los 70 del segundo tiempo hizo más que Gonzalo Higuaín, a quien le tocó reemplazar. De hecho, el Kun tuvo la ocasión más clara de Argentina con un ajustado cabezazo a los 100′, pero desde el arco chileno Claudio Bravo sacó una notable estirada que evitó su conquista.

Erik Lamela: Ingresó a los 111′ en lugar de Ever Banega y en los pocos minutos que estuvo en cancha no fue determinante. Tocó el balón en un par de ocasiones y se encaró fuerte con Gary Medel tras una infracción del Pitbull.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo