De lágrimas y alegrías: El historiado camino de Cristiano Ronaldo en la Euro 2016

La estrella portuguesa tuvo un difícil inicio en la competición con un penal perdido y líos con la prensa, sin embargo, se repuso y se transformó en figura hasta su lesión en la final.

Por

Círculo Central

La imagen de Cristiano Ronaldo levantando la Eurocopa en el Stade de France quedará inmortalizada por siempre en la historia del fútbol, demostrando su alegría por tomarse revancha de la final perdida en 2004 y gritar campeón por primera vez con su selección.

Aunque su felicidad en el epílogo no llegó de forma gratuita. Para levantar la copa, el capitán luso tuvo que pasar por diversas situaciones, tanto fuera como dentro de la cancha, que demostraron su capacidad para recuperarse y salir adelante.

A continuación los ocho momentos que marcaron la campaña del nuevo rey de Europa:

Las dudas y el enojo en el debut contra Islandia

Cristiano Ronaldo no lució en el debut contra Islandia, pareció uno más en la cancha, pudiendo hacer poco y nada para ayudar a su equipo a vencer a una sorprendente selección debutante. El  empate a un tanto no dejó para nada contento al gran talento luso que molesto ninguneó a los debutantes en la Eurocopa, quienes celebraron a más no poder el empate ante los portugueses.

“Viendo cómo se felicitaban pensé que habían ganado la Eurocopa. Fue increíble. Cuando un equipo no intenta jugar, sino sólo defender, defender y jugar al contraataque, en mi opinión es de una mentalidad pequeña. Por eso es por lo que no van a hacer nada (en el torneo)”, señaló avivando la polémica generada cuando no quiso cambiar camiseta con Aron Gunnarsson y  le dijo socarronamente:”¿Cambiar mi camiseta? ¿Quién eres tú?”.

El penal perdido y las críticas

El goleador no aparecía y los cuestionamientos arreciaban, más aún cuando la selección de Portugal no pasó del empate sin goles ante Austria y se complicó en el grupo F del torneo europeo.

En ese encuentro, el crack del Real Madrid envió un penal al palo y no pudo celebrar en el partido en que se convirtió en el futbolista que más veces defendió a su selección superando a Luis Figo con 128.

Micrófono al agua

Con toda la presión después de los dos primeros partidos en la Eurocopa, Cristiano no aguantó más y se mandó una reacción que causó revuelo. El portugués se enojó ante las insistentes preguntas y lanzó al agua el micrófono de un periodista que ya había tenido problemas con el crack con anterioridad.

El equipo luso estaba dando un paseo en las inmediaciones de un lago cerca de Lyon y el periodista luso le preguntó, micrófono en mano, sobre sus impresiones acerca del partido que se venía contra Hungría. La reacción fue repudiada por todo el mundo en las redes sociales.

El renacer contra Hungría

El partido de Portugal ante Hungría fue la ocasión perfecta que encontró Cristiano Ronaldo para acallar críticas en la Eurocopa. Luego de sus bajas actuaciones ante Islandia y Austria, donde se perdió el penal que le pudo haber dado la victoria a su selección, el astro del Real Madrid apareció en el momento justo y se lució para que los lusos consigan la clasificación a octavos de final.

Con la obligación que tenían los portugueses de sumar para avanzar de ronda, CR7 se echó el equipo al hombro, anotando un doblete y despachándose una gran asistencia para el empate a tres tanto ante Hungría, que les permitió pasar a la ronda de los dieciséis mejores como uno de los cuatro mejores terceros.

Superando todos los récords

Cristiano Ronaldo no se cansa de batir marcas. En esta Euro 2016 alcanzó a Michel Platini como el máximo goleador histórico del torneo del Viejo Continente, gracias a las nueve anotaciones que consiguió con el tanto convertido en la victoria por 2 a 0 ante Gales por las semifinales de Francia 2016.

Una competición que le permitió ser el primer jugador en marcar en cuatro ediciones consecutivas y el que más participaciones tiene en el torneo de selecciones del Viejo Continente, alcanzando las 22 y dejando muy atrás las 16 de Liliam Thuram y Edwin Van der Sar.

La arenga en los cuartos y el gol en el único triunfo en los 90′

Cristiano Ronaldo dio una muestra de liderazgo en la previa de la definición por penales entre Portugal y Polonia en los cuartos de final de la Eurocopa 2016 cuando llamó a su compañero de equipo, el volante Joao Moutinho, para que participara de la serie desde los 12 pasos.

“Si después perdemos…”, como haciendo un gesto de que no importa. “¡Sé fuerte, ven, sé fuerte! Tú los tiras bien. Esto está en las manos de Dios ahora”, le dijo demostrando su capacidad de liderazgo en la definición que terminaron ganando.

En las semifinales, el delantero también demostró su capacidad de manejar al grupo y su equipo  consiguió el boleto al último partido del certamen europeo con una consagratoria actuación de Cristiano que abrió la cuenta en el minuto 50′ frente a Gales.

A pura selfie

En el segundo partido de la fase de grupos ante Austria, Cristiano complació a un hincha con una selfie, a pesar de que salió molesto del encuentro por el empate sin anotaciones y al haber perdido un penal que le podría haber dado la victoria a su selección.

La estrella demostró nuevamente su buena relación con los hinchas en la semifinal ante Gales, cuando un joven, que era parte del staff, burló la seguridad y persiguió a CR7 para tomarse una selfie.

Pero el fiel admirador del luso no se conformó con el autorretrato y volvió a seguir a la estrella lusitana para darle un fuerte abrazo. Por si fuera poco, también quiso aparecer en la foto del 11 titular de los portugueses, acción que logró poniéndose a un costado, como si fuera el futbolista número 12 de la escuadra que dirige Fernando Manuel Costa Santos, con lo que hizo reír al propio Cristiano.

La gran final entre lágrimas y felicidad

Cristiano entro al Stade de France con personalidad, sin importarle no ser favorito, lideró a su equipo que se plantó en el campo sin miedo a Francia. Sin embargo, todo cambió en el minuto 16, cuando tras recibir una patada de Dimitri Payet en la rodilla todo se derrumbó. Las imágenes se sucedieron entre las lágrimas del ídolo luso y su retiro en camilla rumbo a camarines, siendo reemplazado.

Por suerte la lesión no paso a mayores y el crack volvió a vivir los últimos momentos del alargue con sus compañeros. Gritó, dirigió y reclamó por algunos cobros, eso hasta el gol de Eder que desató toda su alegría. Tras ese momento solo sonrisas, Cristiano festejó con sus compañeros y terminó levantando la primera Eurocopa en la historia de Portugal.

GRAF/JR

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo