El apoyo a las dictaduras y los sobornos: El perfil de Joao Havelange tras su muerte

El ex presidente de la FIFA, tuvo una estrecha relación con Augusto Pinochet. Tanto así que le concedió a Chile el Mundial Sub 20 de 1987.

Por

EFE / El Gráfico Chile

Una noticia bastante fuerte remeció al mundo deportivo este martes. El brasileño Joao Havelange, ex presidente de la FIFA, falleció  a los 100 años tras varios meses hospitalizado por problemas respiratorios.

Pero, ¿Quién fue este importante personaje en el mundo deportivo? Con una personalidad fuerte, un carácter hosco y conocido como todo un maestro de las relaciones públicas, llegó a la presidencia en 1974 y la transformó en una multinacional con 209 países afiliados y un patrimonio financiero de 4.000 millones de dólares.

Bajo su mandato, la Copa del Mundo pasó de 16 a 32 selecciones y dio un mayor protagonismo a América, África y Asia, extendiendo la fiebre por el fútbol a todos los rincones del planeta.

Además, introdujo nuevos torneos como los mundiales sub 17 y sub 20, el Mundial de Clubes, la Copa Confederaciones y la Copa Mundial Femenina, con los que la FIFA se convirtió en una máquina de hacer dinero.

Malos manejos económicos

Pero en los 24 años que tuvo al mando de la FIFA también existieron elementos negativos. El 2012, salió a la luz un informe que desveló que tanto él como su ex yerno, el entonces presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) Ricardo Teixeira, recibieron sobornos millonarios.

Las coimas fueron pagadas sistemáticamente entre 1992 y 2000 por la empresa ISL, dueña de los derechos audiovisuales del Mundial hasta que la compañía quebró en 2001.

Estas denuncias le forzaron a presentar su renuncia como miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) para evitar ser sancionado y también a abandonar su puesto de presidente honorario de la FIFA.

Esa influencia la usó para persuadir a sus compañeros del COI para que designasen a su ciudad natal, Río de Janeiro, como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, por delante de Madrid, Chicago o Tokio.

El apoyo a las dictaduras

La política estuvo presente en su vida. Havelange también fue polémico por su trato cercano con las dictaduras que sometieron a varios países sudamericanos durante sus años en la FIFA, en especial con Argentina, donde ratificó la celebración del Mundial de 1978 dos años después del golpe de Estado de los militares.

Además tuvo buenas relaciones con Augusto Pinochet quien estaba al mando de la dictadura en nuestro país. La cercanía fue tan grande que incluso le concedió a Chile el Mundial Sub 20 de 1987, en el cual la Roja terminó en el cuarto lugar.

GRAF/GL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo