El tormentoso paso de Mark González por Brasil

El extremo izquierdo chileno no la pasó bien en su estadía en Sport Recife, de donde fue despedido.

Por

El Gráfico Chile A principios de año Mark González sorprendió al dejar Universidad Católica para recalar en Sport Recife, aventura brasileña que terminó de la peor forma para el campeón de la Copa América Centenario. Su camino por el fútbol brasileño estuvo marcado por las lesiones, situación que se refleja en sus pobres números. Jugó apenas 1.078 minutos en el años, en 17 partidos y anotó un solo gol. Durante 2016 el zurdo sufrió de todo. Apenas llegó al club se lesionó, según dio a conocer en su momento el reparador físico del elenco Pernambucano, Paulo Paixão. “A Mark no se le permite jugar, él está siendo reevaluado cada 24 horas. Tuvo un problema muscular y cuando se recuperó marcamos un entrenamiento personal para que recupere el ritmo. En una de esas prácticas fue que sufrió una molestia igual a una lesión que tuvo en Rusia (cuando jugaba en CSKA)”, contó el profesional. Pero eso no es todo, ya que uno de sus compañeros, el arquero Magrao, habló tras la Copa América de la tristeza de Chico Mark por los constantes físicos. “A todo jugador le gusta trabajar y estar haciendo en el campo lo que le gusta. Y cuando no puede, hay un sentimiento de estar abatido. Todo el mundo está triste y cansado”, señaló hace unos meses el meta. Pero eso no es todo. Debido a sus constantes lesiones el club brasileño determinó contratar a la sicóloga Aritana Azevedo para que lo ayudara. Tampoco resultó. El tormentoso paso de Mark González por Brasil terminó. El ex seleccionado nacional busca club. GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo