Flamengo sigue su exilio de Río y prepara una fiesta en Vitoria para recibir a Palestino

El equipo más popular de Brasil no puede jugar en su estadio desde el comienzo de los JJ.OO, a lo que sumó una suspensión y problemas para conseguir cancha.

Por

Por Javier Rios R. Los hinchas del Flamengo suelen decir que en toda ciudad que se precie de tal en Brasil, tiene que haber no sólo uno, sino varios fanáticos del Mengao. Devoción que se nota los fin de semana cuando el equipo va de visita, pero que en el último mes se ha notado con estadios llenos en diversos parajes de la geografía de el gigante sudamericano. Las circunstancias harán que el partido de vuelta por la Copa Sudamericana entre los brasileños y Palestino se juegue en la ciudad de Vitoria en el estado de Espíritu Santo, justo en el norte de Rio de Janeiro, sumando una ciudad más al largo periplo que ha debido enfrentar el equipo desde el inicio de los Juegos Olímpicos en la ciudad. El equipo más popular de Brasil comenzó su exilio jugando en Brasilia y de ahí viajo a jugar contra el Cruzeiro en el estadio Kleber Andrade de la localidad de Cariacica, vecina a Vitoria y recinto que albergaría el partido contra la escuadra chilena. Con el Maracanã dedicado en exclusividad a los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos, y la posibilidad de jugar en el estadio Engenhão, también en Rio de Janeiro, descartada por el alto precio que está cobrando su rival Botafogo, el Mengao incluso tuvo que ir el último domingo a Sao Paulo donde llevaron más de 30 mil hinchas. Para más mala suerte sumaron a esto una suspensión por una pelea de hinchadas en Brasilia ante Palmeiras, así que tuvieron todos los ojos encima en los partidos que disputaron en las localidades de Natal y Volta Redonda. Según la directiva flamenguista el partido contra Palestino ya está definido en Vitoria, lo que no se sabe será el futuro del equipo en lo que resta del torneo Brasileirao porque en Maracanã se tendrá que esperar una nueva reparación para habilitarlo al fútbol nuevamente, ante lo que en el club plantean una estrategia política para volver lo antes posible a su casa. GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo