"México saldrá con el objetivo de patearnos el trasero y nosotros haremos lo propio"

En la selección de Estados Unidos palpitan a mil el clásico que sostendrán ante la escuadra azteca, pero advierten que la política no tendrá nada que ver con el partido.

Por

El Gráfico Chile / EFE El capitán de la selección de Estados Unidos, Michael Bradley, afirmó que espera que los aficionados que asistan este viernes al partido ante México apoyen “con respeto” al equipo de su preferencia en el comienzo del hexagonal final de la Concacaf del Mundial de Rusia 2018. “Espero que nuestros aficionados hagan lo que siempre hacen: Apoyar al equipo de la mejor manera, lo más apasionado posible. Espero que den a cada persona en ese estadio el respeto que merecen, ya sean estadounidenses o mexicanos”. En cuanto al apartado deportivo, Bradley dijo que Estados Unidos estaba mentalizado para conseguir la victoria y protagonizar un gran encuentro ante un rival por el que solo profesa respeto. “Ambos equipos tenemos la calidad suficiente para ofrecer un gran espectáculo deportivo y hacer que se viva una noche especial en todos los sentidos”, agregó el mediocampista del Toronto FC. Por su parte el portero Tim Howard, designado por Klinsmann como titular ante México y Costa Rica, expresó que “es normal que los aficionados vayan a estar emocionados y con la esperanza de que Estados Unidos consiga la victoria, al margen de la realidad política que se viva en el país”. “Pero en el fútbol lo que cuenta -añadió- es que México saldrá al campo con el objetivo de patearnos el trasero y lo propio vamos a tratar de hacer nosotros, por lo tanto nada tiene que ver con la política”. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo