Fidel Castro: El niño beisbolista y delantero que transformó a Cuba en una potencia olímpica

El líder revolucionario cubano convirtió a la isla en una verdadera fábrica de talentos desde donde creó otro escenario de lucha contra Estados Unidos y el capitalismo.

Por

El Gráfico Chile

Fidel Castro también fue un apasionado por el deporte. Desde niño forjó ese espíritu, cuando la revolución y la lucha contra el imperialismo aún no eran parte de su vida. Ya en la etapa escolar, el líder cubano brillaba en distintas disciplinas, sobretodo en el béisbol donde se desempeñaba como pitcher.

Fue esa pasión la que lo llevó a desarrollar una verdadera política deportiva una vez que se instaló en el poder.

En 1961, Castro fundó el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER). Con ello le dio un carácter obligatorio a la actividad deportiva en todos los niveles educativos. “El deporte cultiva los músculos, educa el carácter, desarrolla la inteligencia, hace ciudadanos más saludables y más preparados en todos los sentidos”, aseguró en más de alguna entrevista.

La revolución también alcanzó al deporte, y eso le permitió a Castro crear un nuevo escenario de lucha contra Estados Unidos y las potencias capitalistas.

Fue a partir de los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964 cuando Cuba comenzó a vivir un espectacular ascenso en el medallero, teniendo en la edición de Barcelona 1992 su mejor actuación al alcanzar 14 oros, 6 platas y 11 bronces, consiguiendo un histórico 5º puesto.

Punto aparte para el triunfo deportivo quizás más importante en la historia de Cuba: en la final olímpica de béisbol, en los JJ.OO de 1992, la selección caribeña venció a Estados Unidos.

A nivel panamericano los números no mienten. Desde los Juegos de Cali 1971 hasta Toronto 2015, Cuba siempre remató en el segundo lugar del medallero, excepto en La Habana 1991 donde dio el golpe a la cátedra al adjudicarse el primer lugar.

La isla se ha transformado en una verdadera cuna de grandes talentos: los atletas Alberto Juantorena (Atleta), Javier Sotomayor (atleta), Iván Pedroso (atleta), Teófilo Stevenson (boxeador), Félix Savón (boxeador), Regla Torres (voleibolista), Pedro Luis Lazo (beisbolista), Mijaín López (luchador) y Erick López (gimnasta), asoman como los nombres más destacados en la historia del deporte cubano.

El fútbol, el deporte que fracasó con Castro

Nadie puede negar que en atletismo, voleibol, boxeo y béisbol Cuba es un gran exponente, sin embargo durante los años de castrismo, el fútbol fue uno de los deportes más sufrió.

Antes de la llegada del Comandante al poder, el fútbol gozaba de una gran popularidad, sin embargo con el castrismo la mayoría de los mejores exponentes abandonaron la isla. Con ello muchos clubes desaparecieron y la competencia se volvió prácticamente amateur.

Sin embargo, el propio Castro siempre se describió como un futbolista con armas y espíritu de delantero. “Era delantero, corría bastante. Fue en quinto grado cuando empecé‚ en el colegio Dolores, en Santiago de Cuba, en un patio de cemento, y el balón no era como los de ahora. El fútbol me ayudó a tener voluntad, a ejercer mi capacidad de resistencia física, me produjo placer, satisfacción, espíritu de lucha y competencia”, dijo en una entrevista.

GRAF/RR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo