La falta de combustible es la principal tesis que explicaría la tragedia del Chapecoense

Las autoridades aeronáuticas trabajan intensamente en las cajas negras con el fin de obtener respuestas que esclarezcan las causas del trágico accidente.

Por

El Gráfico Chile – AFP

Con la conmoción y la pena a cuestas, por estas horas se realizan intensas investigaciones para determinar las causas del trágico accidente aéreo que dejó 71 muertos y seis sobrevivientes, entre ellos la delegación del Chapecoense, que viajaba a Colombia a disputar la final de ida de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional.

Según informó la Aeronáutica Civil de Colombia en un comunicado se buscarán obtener “en el menor tiempo posible” los resultados para esclarecer qué motivó “esta lamentable tragedia”.

La investigación se realiza a partir de “las pruebas técnicas, documentales y de rigor” del avión siniestrado, una aeronave BAe Avro RJ85 que se estrelló el lunes en la noche en una remota zona a 3.300 metros de altura, cuando estaba llegando a su destino en el aeropuerto de Rionegro, a las afueras de Medellín.

Las cajas negras del avión, que volaba desde 1999 fueron halladas “en perfecto estado”, aunque las autoridades no dijeron cuánto llevará analizar su contenido.

“Al destapar la caja negra no hay pierde, ahí se va a decir todo”, afirmó el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, instando a no hacer especulaciones sobre el origen del accidente.

Según la agencia AFP, una fuente militar explicó que la principal hipótesis es una falta de combustible del avión chárter que transportaba a futbolistas, directivos del Chapecoense y periodistas desde Bolivia, desde donde habían viajado en vuelo comercial provenientes de Sao Paulo.

“Es muy sospechoso que, pese al golpe, no hubiera habido explosión. Eso refuerza la teoría de la falta de gasolina”, afirmó la fuente a AFP.

El jefe de la Dirección General de Aeronáutica Civil de Bolivia, César Varela, aseguró que “los tripulantes estaban con sus licencias en orden, estaba todo en orden”.

El avión de matrícula boliviana CP2933 y perteneciente a la empresa Lamia, que cubría la ruta Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) – Rionegro (Colombia), reportó “fallas eléctricas” hacia las 22:00 horas de Colombia, declarándose en emergencia entre los municipios de La Ceja y La Unión, a unos 50 km al sureste de Medellín.

Poco después, el avión se precipitó a tierra con 81 personas a bordo: 72 pasajeros y nueve tripulantes, de los cuales han sobrevivido seis: tres futbolistas, una auxiliar de vuelo y un técnico, y un periodista, todos internados en clínicas cercanas a Rionegro.

GRAF/RR

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo