La multicultural travesía de Jonathan Cantillana fuera de Palestino

El volante de 24 años es parte de la selección palestina y uno de los chilenos que brilló en la liga de Malasia. Hoy, defiende los colores de Ahli Al-Khaleel de Palestina.

Por Giuseppina Lobos

Por Giuseppina Lobos

A los 18 años, la dirigencia de Palestino habló con Jonathan Cantillana y le explicó que debía salir del club y  vestir la camiseta de San Antonio Unido por algunas temporadas. El volante aceptó la decisión y aprovechó al máximo la oportunidad: jugó 41 partidos y marcó seis goles.

Tras eso, Pablo Guede, en ese entonces técnico del cuadro árabe, lo mandó a llamar y lo ayudó para que tuviera uno de los mejores rendimientos en su corta carrera, siendo la Copa Libertadores el torneo donde más brilló. “Al profe Pablo le tengo mucho cariño, fue el técnico que me hizo debutar y  siempre voy a estar agradecido de él”, comienza explicando Cantillana a El Gráfico Chile.

Su relación con el DT argentino era tan cercana que lo describe como parte fundamental en su historia. “Tiene una capacidad increíble para manejar los planteles. Es un tipo muy joven, muy cercano al grupo, no recuerdo haber tenido algún problema con él. Obviamente ha sido el técnico que más me ha marcado en mi carrera”, confesó.

A pesar del buen rendimiento con la camiseta árabe, su futuro estaría al otro lado del mundo. Su primer acercamiento  con Palestina fue cuando el cuerpo técnico de la selección solicitó su nacionalización debido a los vínculos sanguíneos que tiene el bisabuelo del jugador con el país. Un mes después, el volante debutó ante Arabia Saudita.

"Nunca me imaginé jugar por la selección de Palestina. Fue increíble entrar a ese camarín, los compañeros me trataron muy bien. No tuve espacio para una adaptación en profundidad, pero fue un bonito debut", sostiene Cantillana, quien logró sobrevivir a los primeros días gracias a un compañero de plantel que hablaba español.

Con algunos partidos en la selección, el Ahli Al-Khaleel de Palestina puso sus ojos en el volante y ofreció a la dirigencia de Palestino un préstamo en cinco meses. “No dudé en aceptar la propuesta porque era una experiencia muy linda sobre todo porque salimos campeones, con un rendimiento muy bueno. Aunque debo admitir que vivir en Palestino fue muy impactante, me llamó la atención las personas que viven ahí porque, a diferencia de lo que todos piensan, ellos siempre te reciben muy bien, te dan la mano. Les da lo mismo el dinero que tengas”, comentó el jugador.

A pesar de que la seguridad no fue tema para el volante, admite que llegó a Palestina con cierto miedo. "A Chile llegan solo las noticias malas del país, pero no era así. Cuando llegué allá el conflicto estaba en otro lado de Palestina. Viví tranquilo y lo más extraño eran los 'checkpoints' que tenía que hacer y que consiste en presentar de forma reiterada el pasaporte para pasar a territorio de Israel", confesó.

La aventura en Malasia, el paraíso económico y el retorno con Nicolás Córdova

La vida le presentaría otra oportunidad a Jonathan. Tras terminar su préstamo en Ahli Al-Khaleel, los dirigentes del Kuala Lumpu FA de Malasia fueron tras él y consiguieron su pase por seis meses. La inseguridad y el fanatismo religioso de Palestina quedaron atrás para dar paso a tecnología, cultura al aire libre y las Torres Petronas que se identifican por ser los edificios gemelos más altos del mundo.

Las diferencias también se sentirían en la cancha. A diferencia de otros países, los equipos de Malasia solo pueden contratar cuatro extranjeros para así fomentar la utilización de jugadores nacionales. "El nivel de los futbolistas malayos es muy inferior y eso hacía que perdiéramos bastantes partidos. Se daban partidos con muchos goles", comentó el futbolista, que logró marcar siete tanto en el semestre.

Uno de los motivos que ayudaron a que Cantillana elija Malasia fue la posibilidad de asegurar su futuro y el de su familia. "En Palestino ganaba como jugador de casa, muy poco. Llegué a Malasia y noté el cambio de inmediato, se gana un dinero increíble; ni comparado con lo que pueden pagar Colo Colo o Universidad Católica en Chile", confiesa del volante de 24 años.

El rendimiento que logró en ambos países hizo que el técnico Nicolás Córdova solicitará su regreso a Palestino. Pero Cantillana desechó la petición y decidió negociar su regreso al Ahli Al-Khaleel.

"No sé si tengo un deuda con Palestino, pero sí me gustaría volver. Mi salida fue muy rápida y siempre queda la espina de qué hubiese pasado si hubiese jugado bien un año completo. Tengo contrato vigente y sé que regresaré al club algún día", cierra Jonathan Cantillana.

[gallery ids="4911478,4911479,4911482,4911476,4911475,4911480,4911481,4911477,4911483,4911484"]
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo