La descomunal pelea entre Peñarol y Palmeiras en la Copa Libertadores

En un partido lleno de emociones, los brasileños ganaron por 3-2 en Montevideo y al final tuvieron que aguantar la rabia de los uruguayos.

Por AFP

Palmeiras dio vuelta un partido que parecía imposible al ir abajo 2-0 en Montevideo ante Peñarol, que terminó cayendo 3-2 en un encuentro que se saldó con una pelea generalizada entre jugadores de los dos equipos por el Grupo 5 de la Copa Libertadores 2017.

El notable choque que se dio en la cancha se vio opacado por los incidentes que del terreno se fueron a las tribunas y tuvieron a los hinchas del Verdao y a los uruguayos apenas separados por un vallado y una guardia de seguridad que poco pudo hacer para contener la violenta reacción de los parciales.

Vino el pitazo final y los jugadores de los dos equipos comenzaron a increparse y se vieron agarrones, corridas y golpes de puño a diestra y siniestra, y un particular encontrón entre Felipe Melo y los jugadores locales, repitiendo lo ocurrido en el partido de ida en Sao Paulo donde incluso el ex volante del Inter de Milán denunció insultos racistas.

Del campo de juego, la pelea generalizada se fue a las tribunas del Campeón del Siglo donde el choque entre las dos hinchadas pudo terminar en desgracia. Un final injusto para un partido de trámite futbolísticamente excelente.

El partido

Peñarol salió a presionar al Palmeiras desde el vamos, con un gran desgaste físico sobre todo de recuperación en mitad de cancha, en tanto el conjunto brasileño se contentaba con seguir el trámite del partido, sin proponer.

La presión surtió efecto y a los 12 minutos Mauricio Affonso abrió el marcador definiendo un centro de Nahitan Nández desde la derecha, tocándola suave a la izquierda de Fernando Prass, completamente solo. El jugador aurinegro cometió una falta que el juez no vio previo a definir, sobre un defensa rival.

El campeón de Brasil sufría y los uruguayos aumentaron a los 38,  conun verdadero golazo de Junior Arias, de tijera, lo que parecía definir todo.

En el complemento, Palmeiras volvió a la cancha con dos cambios: Tche Tche y Willian Siqueira entraron al terreno en busca de darle mayor capacidad ofensiva y retención de pelota a la visita.

Y la fórmula resultó porque a los tres minutos del complemento, Willian fusiló a Gastón Guruceaga en la primera jugada en la que le tocó intervenir. Luego, a los 63, el defensa colombiano Yerry Mina subió, ganó la posición y definió magistralmente un centro para la paridad.

Los brasileños terminaron de arruinarle la noche a Peñarol cuando a los 72 minutos Willian volvió a convertir y acalló al Campeón del Siglo.

Con la victoria, el cuadro paulista se afirmó como líder del grupo con 10 puntos, seguido por el boliviano Jorge Wilstermann con 6, el argentino Atlético Tucumán con 4, mientras que Peñarol es colista con 3 unidades.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo