Eduardo Vargas generó la polémica en un caliente partido de Tigres ante Chivas

Los Felinos ganaron con un penal en los descuentos y el chileno celebró efusivamente dirigiéndose a la banca del Rebaño Sagrado. El festejo no cayó nada de bien y hubo un conato de pelea.

Por El Gráfico Chile

Nada hacía pensar que un partido que estuvo empatado a cero durante gran parte de su desarrollo iba a terminar en la polémica que terminó. En la undécima fecha del torneo mexicano, Tigres enfrentó a Chivas en el estadio Universitario y el empate sin goles parecía sentenciado. Pero un dudoso penal en el último minuto cambió todo. Cuando el reloj ya marcaba 95 minutos, Juninho se paró frente a la pelota desde los doce pasos y no falló para darle una agónica victoria a los Felinos.

Fue ese mismo penal y la euforia de la victoria la que provocó una pelea una vez que terminó el partido y que tuvo a Eduardo Vargas como protagonista. Ya en la banca tras haber jugado hasta el minuto 88 y haber sido reemplazado por Ismael Sosa, el chileno, luego que su compañero convirtiera el lanzamiento penal, festejó airadamente y lo hizo en dirección al banco del Rebaño Sagrado que comanda el técnico Matías Almeyda.

https://www.youtube.com/watch?v=Ha01B7ebXzU

Como era de esperar, la celebración del nacional no cayó nada de bien y una vez que se pitó el final, el DT trasandino se acercó al delantero y ahí comenzó una discusión entre ambos, a la que se unieron jugadores de Tigres y Chivas. Luego de empujones y varios dimes y diretes, la situación se tranquilizó y Vargas tuvo que ser llevado por sus compañeros al camarín. "Sólo fui a saludarlo, habían ganado", dijo escuetamente Almeyda para referirse al incidente.

La agónica victoria le permite a Tigres sumar 19 unidades y escalar al tercer lugar de la Liga MX, mientras que el Rebaño Sagrado sigue muy complicado y se quedó con nueve unidades en la décimoquinta ubicación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo