La selecta lista a la que se quiere unir Tomás González

Sólo 13 preseas en la historia del olimpismo moderno ha conseguido Chile. Desde Sydney 2000, nuestro país se ha hecho presente en el medallero.

Por

Imagen foto_0000000120120803114618.jpgEn 1896 se realizaron los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna. En las treinta olimpíadas que se han llevado a cabo desde esa edición disputada en Atenas -considerando la actual-, Chile ha conseguido subirse al podio en apenas 13 ocasiones.

El primero en conseguir ese honor fue Manuel Plaza. En Amsterdam 1928 se colgó la presea plateada en el maratón. A pesar de que la leyenda cuenta que se perdió en el camino al estadio -donde se ubica la meta en esta competencia-, lo que realmente ocurrió fue que una molestia en una de sus rodillas le hizo perder terreno en un comienzo, pero logró sobreponerse para finalizar segundo y poner el nombre de Chile por primera vez en el medallero.

Las siguientes dos preseas debieron esperar 24 años, hasta Helsinki 1952, y llegaron de la mano de la equitación. Óscar Cristi, Ricardo Echeverría y César Mendoza, en salto por equipos, y el mismo Cristi en salto individual, también quedaron en segundo lugar.

Cuatro años después llegarían los Juegos más prolíficos para el país en cuanto a número de medallas, principalmente gracias al boxeo. En Melbourne 1956 fueron tres los pugilistas que se metieron entre los tres primeros. Ramón Tapia alcanzó la plata en la categoría peso mediano, mientras Claudio Barrientos y Carlos Lucas se llevaron el bronce en peso gallo y medio-pesado, respectivamente. Marlene Ahrens agregó una plata en el lanzamiento de la jabalina, transformándose hasta el día de hoy en la única mujer chilena en ganar una medalla olímpica.

La octava presea llegó largos 32 años después, en Seúl 1988. Alfonso de Iruarrizaga consiguió plata en el tiro skeet, luego de romper 221 platos de 225 posibles y quedar a sólo uno del alemán Alex Wegner.

En Syndey 2000 cayó la novena medalla y la tercera de bronce. El equipo de fútbol liderado por Iván Zamorano derrotó en el duelo por el tercer lugar a Estados Unidos, consiguiendo la primera presea nacional en un deporte colectivo.

El cuadro dirigido por Nelson Acosta inició una racha de tres Juegos seguidos en que el deporte nacional ha figurado en el medallero. Ésta fue continuada por la dupla dorada del tenis en Atenas 2004, con el recordado doble oro olímpico de Nicolás Massú en el singles y el dobles -esta última junto a Fernando González-, y el bronce del propio Feña en individuales.

Cuatro años después, en Beijing 2008, el Bombardero de la Reina fue el encargado de prolongar la racha. Una plata en singles, tras perder la final contra el español Rafael Nadal, es hasta hoy la última celebración chilena en una cita de los cinco anillos.

Las apuestas nacionales para seguir celebrando en Londres 2012 están en manos de Tomás González -y, en menor medida, en las de Bárbara Riveros-. ¿Podrá el gimnasta unirse a esta selecta lista?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo