La lucha por disminuir el dopaje en los Juegos

Un moderno laboratorio en Londres realiza 400 pruebas diarias. En lo que va corrido de los Juegos ya van siete positivos, cifra mucho menor a los 24 de Atenas.

Por

Imagen foto_0000000220120808210929.jpg

“Queremos disuadir a los atletas de usar drogas”, dijo el profesor del King’s College de Inglaterra, David Cowan, antes de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Cowan es el responsable del laboratorio de última generación que se instaló en la capital inglesa con motivo de la cita olímpica y que está capacitado para realizar un total de 6.250 pruebas y obtener los resultados en 24 horas. Cifra muy superior a las 4.770 que se llevaron a cabo en Beijing 2008.

“Para los atletas que se dopan deben saber que la probabilidad de que sean testados es muy alta, y que haremos todo lo científicamente posible, con la ayuda de un creciente volumen de información e inteligencia, para asegurarnos de que detectamos sus esfuerzos para hacer trampa”, aseguró John Fahey, presidente del WADA, a fines de abril pasado.

La idea de la organización, en conjunto con el Comité Olímpico Internacional y la Agencia Mundial de Antidopaje (WADA por sus siglas oficiales), era reducir las cifras de dopaje en comparación con las olimpíadas de Atenas y Beijing.

En la cita de 2004 la lista de atletas descalificados por dopaje alcanzó una preocupante cifra de 24 casos. Por eso, se esperaba que en China ascendieran a 30 ó 40, según el COI. Sin embargo, presentó una considerable disminución a sólo nueve.

“Los tramposos no tienen futuro,” señaló el presidente de la Comisión Médica del COI, Arne Ljungqvist. “Los últimos acontecimientos muestran que estamos pisándoles los talones a aquellos que intentan hacer trampa. Supongo que terminaremos con un número bastante más bajo de casos positivos”, añadió.

Esto se puede explicar porque, así como las sustancias prohibidas se han vuelto más sofisticadas en los últimos años, también lo han hecho los controles y las sanciones, pues en 2008 se decidió que cualquier atleta suspendido por dopaje por más de seis meses sería también inhabilitado para participar en los Juegos celebrados en Gran Bretaña.

Pero el objetivo fijado para este año de disminuir las cifras de Beijing está al borde de no cumplirse, pues en los 14 días que van de competencia la lista ya alcanzó a siete casos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo