Rusia le ganó el bronce a Argentina en el básquetbol olímpico

En un partido ajustado y con un cierre polémico, Rusia volvió al podio en esta disciplina por primera vez desde el fin de la URSS. Destacaron Shved y Ginobili.

Por
Rusia le ganó el bronce a Argentina en el básquetbol olímpico

Imagen foto_0000000220120812085346.jpg
Kirilenko y Delfino en acción. El ruso metió 20 puntos y celebró la medalla de bronce. Foto: EFE

El cierre con un tinte de polémica pasará a ser una anécdota más para los dos equipos. Los rusos recordarán el día que volvieron al podio olímpico en un deporte que supieron dominar por décadas hasta que se disolvió la URSS.

En Argentina la fecha estaba marcada en el calendario hace un buen tiempo: la participación en Londres 2012 se anticipaba como la última para un equipo legendario (oro en Atenas 2004, bronce en Beijing 2008, subcampeón del mundo en 2002), protagonista del básquetbol mundial en la última década y que encabezado por Emanuel Ginobili y Luis Scola pasó a ser conocido como la Generación Dorada.

El partido fue parejo, con diferencias de dos y tres puntos en los parciales (ver ficha técnica) y con dos figuras marcando diferencias: el base ruso Alexey Shved (jugará en la NBA la próxima temporada) y el argentino Manu Ginobili.

Cuando Rusia se escapó a diez puntos, apareció el jugador de San Antonio Spurs con sus penetraciones características para reubicar a su país e igualar el marcador. Las jugadas finales dejaron un sabor amargo en los argentinos: un triple de Shved puso a Rusia arriba por dos puntos. En la jugada siguiente Nocioni lanzó un triple que salió del adentro del anillo, Rusia tomó la pelota, Argentina recuperó con Prigioni. Rusia se la robó al base argentino -que jugará en la NBA la próxima temporada- con una evidente falta que no fue cobrada y anotó dos más para poner el marcador definitivo. El reclamo argentino era claro: si se pitaba la falta, tenían oportunidad de empatar desde la línea de libres.

Así lo creía Ginóbili, que tras el partido dijo sentir que es “el peor momento del mundo”: “Siento que es una de las derrotas más dolorosas de mi carrera, posiblemente la que más. También perdí una final del mundo más dudosa que ésta y también dolió muchísimo, pero han pasado diez años y se va perdiendo el sabor amargo de ese momento. Lo de hoy pasó hace diez minutos y siento que es el peor momento del mundo”, manifestó el 5 de Argentina en la zona mixta del North Greenwich Arena.

“Somos mejor equipo de lo que mostramos hoy. Lo creo de verdad. Eso es lo que más me duele”, añadió.

Más allá del cierre con bronca, el veterano equipo argentino demostró su vigencia y que estuvo a la altura de jugar todos los partidos disponibles en el básquetbol olímpico. Aunque no hay certeza de la continuidad de Ginobili (tiene 35 años), Nocioni (33) y compañía en el equipo, Delfino indicó tras el juego que “todavía tenemos ganas de seguir jugando juntos”.

Rusia en tanto celebra su regreso al podio olímpico y ratifica su tendencia evolutiva: avanzó desde el séptimo puesto en el Mundial de Turquía 2010 y con Shved a la cabeza asegura un buen futuro para dejar de depender de figuras como la de Krilenko, que volverá este año a la NBA.

Ficha técnica:

77 – Argentina (20+18+19+20): Scola (11), Ginobili (21), Prigioni (3), Delfino (15) y Nocioni (16) -equipo inicial-, Campazzo (3), Juan P. Gutiérrez (2), Leonardo Gutiérrez (6) y Jasen.

81 – Rusia (19+21+21+20): Shved (25), Kaun (6), Khryapa (9), Ponkrashov y Kirilenko (20) -equipo inicial-, Mozgov, Fridzon (19) y Monya (2).

Árbitros: Juan Arteaga (ESP), José Carrión (PUR) y William Kennedy (USA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la disputa de la medalla de bronce del torneo olímpico de baloncesto disputado en el North Greenwich Arena ante 12.279 espectadores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo