España y República Checa no se sacaron ventajas en la primera jornada de la Davis

David Ferrer y Tomas Berdych ganaron sus respectivos duelos, dejando el marcador 1 a 1 en la final de la Copa Davis.

Por

Imagen foto_0000000220121116215602.jpg
Tomas Berdych logró emparejar la serie para República Checa / Crédito: Agencia EFE.

David Ferrer y Tomas Berdych cumplieron con su condición de números uno de sus respectivos equipos y sumaron un punto cada uno que mantiene la final número cien de la Copa Davis entre España y la República Checa con igualdad en el marcador (1-1) y con el decisivo encuentro de dobles para mañana.

Ferrer, el “pitbull” particular de Radek Stepanek, se impuso al jugador de Karvina por 6-3, 6-4 y 6-4, mientras que Berdych hizo lo propio con Nicolás Almagro, por 6-3, 3-6, 6-3, 6-7 (5) y 6-3.

Mañana sábado será la hora de Marc López y Marc Granollers contra la pareja que finalmente decida el capitán checo, Jaroslav Navratil. En principio el designado es Ivo Minar-Lukas Rosol, pero es más que seguro que sean Stepanek y Berdych, los que salten a la pista, aunque éste último tendrá pocas horas para recuperarse después del gran esfuerzo realizado ante Almagro de casi cuatro horas.

David Ferrer aseguró el primer punto, mostrando una gran solidez ante cerca de ocho mil enardecidos espectadores, y con la presencia del presidente del Gobierno checo, Vaclav Klaus en la tribuna. Ferrer se impuso en dos horas y 58 minutos a Stepanek, en una clara constatación de que actualmente es el gran líder del conjunto que capitanea Alex Correjta.

En una superficie, en teoría más asequible al juego del veterano jugador checo, Ferrer impuso su seguridad ante la calidad de los golpes de Stepanek. Radek, con un paupérrimo porcentaje del 55 por ciento de primeros saques, y seis dobles faltas, no pudo defenderlo con garantías, y concedió la escalofriante cifra de 25 puntos de rotura, para cederlo en cinco ocasiones.

Ante la seguridad y calma del español, Stepanek tuvo que jugárselo todo en la red, un territorio que domina a la perfección pero ahí apareció el mejor pasador del circuito, Ferrer, para “retratarle” continuamente y dejarle sin su mejor arma.

Luego Berdych manejó un partido muy a su gusto. Animado desde el banquillo por su espectacular novia, la modelo checa de 19 años Ester Satorova, se impuso a Almagro por novena vez en doce encuentros, y la quinta este año en tres horas y 58 minutos. Almagro, que presentó una gran batalla, no había perdido ninguno de sus cinco partidos de Copa Davis disputados este año. (EFE)

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo