Los Juegos Olímpicos de invierno en Rusia serán por lejos los más caros de la historia

La cita que comenzó hoy en Sochi superó con largueza a Beijing 2008 y cualquier otro evento deportivo.

Por

Los Juegos Olímpicos de Sochi, que se disputarán en esta ciudad del sur de Rusia del 7 al 23 de febrero de 2014, son ya los más caros de la historia, con más de 48.000 millones de dólares gastados, es decir, 10 veces más que el presupuesto de Albania y Moldavia juntos.

Sochi ya ha invertido más que otras ciudades que albergaron en el pasado unos Juegos, como Beijing 2008 (26.000 millones de euros invertidos) o Londres 2012 (11.500 millones de euros).

En los últimos Juegos de Invierno, celebrados en 2010 en Vancouver, el presupuesto de la organización canadiense ascendió 1.400 millones de euros y en Turín 2006 a 3.400 millones.

En Nagano 1998, los gastos ascendieron a 1.260 millones de euros, una cantidad considerada en ese momento “extravagante”.

En Sochi, la construcción de nuevas infraestructuras ha costado ya 1,5 billones de rublos (unos 48.000 millones de euros), de los que la mitad están financiados con fondos públicos y el resto lo aportan empresas privadas, según el viceprimer ministro Dmitri Kozak, encargado de supervisar las obras.

El Estado ruso ha invertido ya 700.000 millones de rublos (22.700 millones de dólares): unos 200.000 millones de rublos en la construcción de los equipamientos olímpicos y otros 500.000 millones en infraestructuras.

Pese a todo, las autoridades rusas no han aportado hasta el momento cifras detalladas del coste de todas las obras relacionadas con los Juegos.

Enormes proyectos en construcción ocupan actualmente Sochi, una estación balneario de la época soviética entre el mar Negro y las montañas del Cáucaso que hasta ahora no disponía de instalaciones deportivas.

Entre las nuevas infraestructuras figuran una nueva carretera y una nueva línea de tren que une la villa olímpica en construcción, a orillas del mar Negro, con la estación de esquí de Krasnaya Poliana, a medio centenar de kilómetros de distancia. Además, se han construido dos estaciones de tren, 77 puentes, 12 túneles y un nuevo aeropuerto.

Toda esta zona montañosa se ha convertido en un inmenso espacio esquiable. (AFP)

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo