Mardones: "Sin el accidente mi vida habría sido diferente, pero no tan feliz"

La tenista paralímpica chilena, que el domingo fue subcampeona del Chilean Open, está feliz con su presente. "Quiero ser número uno", asegura.

Por

 

Imagen foto_0000000120130416073427.jpg
Mardones cambió los típicos entrenamientos de gimnasios por el crossfit. “Me
ha ayudado mucho con el tema de la fuerza” / Crédito: Sylvio García

Por Lavinia Pérez

Un accidente cambió su vida. Francisca Mardones (35), tenista paralímpica chilena, no siempre fue discapacitada. A los 22 años gozaba de una vida soñada.

Había dejado la carrera de Educación Física para estudiar Administración Hotelera y consiguió hacer la práctica en las Islas Vírgenes, Estados Unidos. Gracias a su gran desempeño terminó como administradora de un hotel. Sin embargo, eso terminaría por marcar su vida para siempre.

Recibió la alerta de un huracán y la orden de evacuar para refugiarse en un búnker. Cuando se percató de que había un área del lugar que no había sido protegida, decidió ir a revisar.

“Cuando salí del hotel, en un camino en altura que había, hubo un deslizamiento de tierra y me caí en un barranco. Me golpeé la columna, fue súper doloroso, pero dije que tenía que salir de ahí como fuera porque saldría volando con el huracán. Llegué a un búnker y ahí estuve dos días, con mucho dolor, no podía ni respirar”, recuerda.

Después de volver a Chile estuvo un año hospitalizada. Fue sometida a un sinnúmero de cirugías que finalmente no lograron nada.

Pese a que perdió la movilidad de las piernas, esta amante del deporte no se lamenta. “Seguramente que si no hubiese sufrido el accidente mi vida habría sido muy diferente, pero no tan feliz como ahora”, asegura quien hoy ocupa el  14º lugar del ranking mundial, posicionándose como la mejor de Sudamérica, Iberoamérica, EEUU y Canadá.

¿Siempre quisiste ser deportista?
Desde los cinco años. Siempre practiqué deportes y soñaba con estar algún día en los Juegos Olímpicos, así que empecé a practicar varias disciplinas en el colegio. Pero como a los 17 años me di cuenta que no iba a poder ser deportista porque nunca me enfoqué en uno solo. Por eso decidí estudiar Educación Física, pero sufrí un accidente y tuve que dejar la carrera. Por eso entré a Administración Hotelera. Me encantaba la carrera, pero siempre tuve la espina de no dedicarme al deporte.

¿Cuánto duró la recuperación tras el accidente?
Después del accidente volví a Chile y pasé un año hospitalizada. Tengo dos lesiones medulares, una por la caída en el huracán y otra por las operaciones que finalmente me hicieron más daño. Había juntas de médicos de todo el país que buscaban alguna respuesta, pero no la encontraron. Los dolores eran tan fuertes que me daban cada vez más medicamentos, pero ya ni la morfina los calmaba. Al final me dieron el alta porque no sabían qué hacer conmigo. Hasta que un día me llamó el doctor Eugenio Galilea, que me dijo que llevaba nueve meses estudiando mi caso y quería ayudarme. Ahí pasé cuatro años más en rehabilitación.

¿Cuándo decidiste convertirte en tenista?
Un día iba saliendo de rehabilitación y me encuentro con Doris Gildemeister, que me preguntó si quería jugar tenis. Sin pensarlo le dije que sí altiro. Siempre fui positiva pero me dolía no poder hacer deporte, así que al otro día estaba en la cancha (ríe). Empecé a practicar y a viajar a torneos. Comencé a buscar auspicio, pero muchos me dijeron que apoyaban a los deportistas que tenían resultados. Hasta que un día me llamó la CCU para decirme que me aceptaban y me dieron la oportunidad de poder competir fuera de Chile.

¿Has pensado en qué estarías haciendo si no hubieses sufrido el accidente?
No sé qué habría estado haciendo, pero seguramente que si no hubiese sufrido el accidente mi vida habría sido muy diferente, pero no tan feliz como ahora.

¿Qué te parece que se hayan creado los Juegos Parasuramericanos y que Chile sea la primera sede?
Era algo que siempre había esperado. Por primera vez en Chile vamos a llenar estadios. Lo había vivido en otros países, pero no aquí, y es algo increíble.

¿Crees que Chile va por buen camino en el desarrollo del deporte paralímpico o falta mucho?
Los últimos años han existido varios avances. Se le está dando importancia a los paralímpicos. En mi caso tengo el apoyo del IND, ADO, Reebok y CCU, así que soy una afortunada. Pero sí, nos falta mucho para ser como Brasil, Argentina o Venezuela.

Competiste en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde te posicionaste dentro de las 16 mejores tenistas del mundo. ¿Cómo fue esa experiencia?
-Fue increíble, un sueño hecho realidad. Era una fiesta todo el día, porque la gente estaba feliz de que los Juegos fueran en su país. Es diferente jugar torneos que jugar por Chile. Se saca otra garra.

¿Por eso te dicen pantera en el circuito?
(Ríe) Sí, porque no doy pelotas por perdidas. En eso me ha ayudado mucho el crossfit.

¿Sí? ¿Es parte de tu entrenamiento habitual?
Sí, es parte de mi entrenamiento. No me gustan los gimnasios. Me aburren y corro riesgo de lesionarme. En cambio con el crossfit no. Además, me ha ayudado mucho con el tema de la fuerza. La primera vez no lograba hacer mucho, pero hoy hasta me cuelgo de los aros con la silla. De hecho, en mayo estaré en una competencia de crossfit para discapacitados que se realizará en Houston, Estados Unidos.

¿Quieres estar en los Juegos de Brasil 2016?
Sin dudas. Ese es mi gran objetivo. Ahora voy a jugar dos torneos en EEUU y representaré a Chile en el Mundial de Turquía. Todo para prepararme para los Juegos Parasuramericanos 2014 y los Panamericanos 2015 en Canadá. Ya competí en los Juegos Olímpicos de Londres, pero ahora en Brasil 2016 quiero medalla.

Acabas de llegar a la final del Chilean Open, donde lamentablemente caíste ante la brasileña (6-1 y 7-5), sin embargo subiste dos puestos en el ranking. ¿Qué viene ahora?
Estoy muy contenta con mi participación en el Open, porque fui la única chilena en llegar a la final del torneo en singles, y gracias a ese resultado subí dos puestos en el ranking mundial. Aparecí N°14 del mundo en singles y me mantengo N°13 en dobles. Este es el mejor ranking que he tenido, y soy la única tenista de todo el continente americano en la lista. ¿Qué viene ahora? Quiero ser número uno.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo