Paul Capdeville acabó con la maldición brasileña

Tras cuatro finales perdidas consecutivamente -tres de ellas en tierras verdeamarelas-, la primera raqueta nacional se quedó con el título del Challenger de Sao Paulo 2.

Por

 

Imagen foto_0000000120130429073701.jpg
La primera raqueta nacional necesitó sólo 77 minutos para quedarse con la corona / www.institutosports.com.br

Más de un año tuvo que pasar para que Paul Capdeville (174º) volviera a ganar un título en un challenger.

La última vez que la primera raqueta nacional había levantado una copa había sido en marzo del 2012, en Santiago. Luego vendrían cuatro finales, tres de ellas en Brasil -Blumenau (abril), Río Quente (mayo) y Sao Leopoldo (noviembre), además de Pereira, Colombia, en la actual temporada-, todas con derrota para el criollo.

Pero ayer, el oriundo de Vitacura terminó con la maldición. Y lo hizo con autoridad, ya que venció por un doble 6-2 al argentino Renzo Olivo (222º), en un partido que se extendió apenas por una hora y 17 minutos.

“Gracias a la gente que me apoya en las buenas y en las malas”, expresó a través de su cuenta de Twitter el Pulpo, que sumó 80 puntos que le permitirán meterse entre los 150 primeros del ranking de la ATP. “Saben todo el esfuerzo que hago para estar aquí”, agregó.

“Ahora a descansar con la familia que me está esperando en casa”, cerró el tenista de 30 años, que la próxima semana debe defender las 48 unidades que acumuló por alcanzar el duelo decisivo en Río Quente 2012.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo