Valentina Díaz, marcando pauta en el bodyboard femenino nacional

La deportista de 26 años, que este fin de semana competirá en el Arica Chilean Challenge, se ha transformado en referente de la disciplina en el país.

Por

Por Juan Ignacio Gardella

“Así se comenta”, responde Valentina Muñoz cuando se le pregunta si es la mejor exponente femenina del bodyboard nacional. Claro, en estos momentos está mayormente dedicada al freeriding, que consiste en viajar por el mundo generando contenido, que a subirse a podios. “Es más un estilo de vida, que es lo que vende”, explica.

Por lo menos así se lo hacen sentir las jóvenes criollas que quieren iniciarse en esta actividad. “Tengo seguidoras que me escriben, que me dicen que soy su ejemplo y que me quieren conocer. Es una gran gratificación para mí”, cuenta la deportista de 26 años, que desde este viernes competirá en el Arica Chilean Challenge, fecha del circuito mundial de la especialidad. “Estoy súper mentalizada para este fin de semana, muy confiada. Tengo la técnica y el apoyo de la gente, así que sólo debo creer en mí misma”, advierte.

Ahora estás orientando a otras jóvenes nacionales, pero ¿cómo te iniciaste tú en esto del bodyboard?
Yo viví hasta los cinco años en Santiago. Mi papá tenía una fábrica de ropa técnica de esquí que quebró. Nos fuimos a Marbella, donde crecí al lado del mar, pero no supe que existía este deporte hasta los 17. Mi hermano grande lo practicaba y a mí me entró la curiosidad. Me metí al agua y lo descubrí, y fue como descubrir América, porque significó un cambio radical en mi vida. Desde entonces, nunca más lo dejé. Me enamoré, ya que me da la posibilidad de viajar a ene partes, conocer culturas, gente y tener mucho más mundo.

¿Por qué te fuiste por el lado del bodyboard y no del surf?
Son dos disciplinas distintas que se hacen en el mismo medio, pero a los bodyboarders nos gustan las olas más huecas, con más poder, más fuertes. Yo estaba en búsqueda de ese tipo de olas. Además, como mujer, es mucho más realista que yo pueda llegar a un nivel bueno internacionalmente dedicándome a esto que al surf. He podido progresar muy rápido, porque es más fácil de aprender.

¿Estás dedicada ciento por ciento?
Tengo actividades paralelas. Soy instructora de esquí en nieve y paisajista, pero el boadyborad ha sido mi prioridad siempre. He tratado de hacer de esto un estilo de vida y una profesión, llevarlo al nivel competitivo, lucrar con él y poder costearme todo para seguir haciéndolo toda la vida.

¿Y es factible dedicarse profesionalmente?
Sí, pero sólo si te apoyan en un 200 por ciento y tú de lo único que tienes que preocuparte es de entrenar. Si yo pudiera correr el circuito mundial completo, me podría ir súper bien, incluso estar en la élite mundial, pero para llegar a eso es difícil que te apoyen con todo lo que necesitas, porque son hartas lucas. Igual, voy a seguir intentándolo.

¿Con ese apoyo Chile podría ser una potencia mundial en el bodyboard?
Chile tiene un gran potencial. Ojalá la gente se pueda dar cuenta, porque nadie cacha lo que es el bodyboard. Los chilenos somos a puro talento, porque los de afuera tienen entrenamiento, manager, etc., pero con el nivel y las olas que tenemos podríamos ser campeones mundiales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo