Neven Ilic y el "round" con Jadue: "El fútbol tiene que parar sí o sí"

“No existe ninguna posibilidad de no llegar a acuerdo”, advierte el presidente del Coch sobre la detención del balompié nacional durante Santiago 2014.

Por

 

Imagen foto_0000000120130715075321.png
Ilic confía en que Gabriel Ruiz-Tagle convencerá a Sergio Jadue de paralizar el fútbol durante los Odesur del próximo año / agencia uno

Por Juan Ignacio Gardella
@jigardella

Veintitrés países en 25 días recorrió Neven Ilic en sus primeras dos giras de promoción de la candidatura de Santiago para los Juegos Panamericanos del 2019. Al presidente del Comité Olímpico de Chile (Coch) todavía le faltan unos cuantos más por visitar, en la tarea más agotadora que le ha tocado emprender en los más de ocho años que lleva a la cabeza del organismo. “No me he logrado recuperar. Estoy muy cansado, pero feliz por el trabajo que hemos hecho”, cuenta el dirigente sobre la disputa con las ciudades de La Punta, Ciudad Bolívar y Lima.

Después de tanto esfuerzo, ¿cuáles son sus expectativas de cara a la votación de octubre?
Es un tema siempre incierto, porque es una votación secreta, en un mundo políticamente complicado. Nosotros quisimos visitar cada uno e invitarlos para acá, ya que si yo tengo que elegir entre dos cosas similares, siempre me voy a decidir por la que tenga mayor afinidad conmigo. Tengo la conciencia clara de que estamos haciendo un buen trabajo y así ha sido recibido afuera. Eso, sumado a las características de nuestro país y a la estabilidad económica, debiera traducirse en un resultado positivo en octubre.

¿Se siente favorito? Se comenta que Santiago y Lima son las grandes candidatas…
Definimos valorarlas a todas por igual. Las votaciones no son tan racionales, porque existen otros factores, como amistades y compromisos políticos. Las tres ciudades son peligrosas y tienen sus potenciales, así que no hay que restarles méritos.

¿Cree que los deportistas valoran lo que está haciendo y lo que ha hecho a lo largo de su mandato?
Pienso que merecen cualquier sacrificio, porque son un grupo de personas espectaculares, que han dedicado su vida a algo bastante difícil. Creo que el Coch ha cumplido su rol desde el primer día y que en estos ocho años hemos crecido. Tenemos una imagen en el mundo de primer nivel, una infraestructura que desde afuera nos envidian y recuperamos la confianza de la empresa privada. Los deportistas se sienten mejor.

Si Santiago se queda con los Panamericanos, ¿postularía a un cuarto período?
Por ningún motivo. Cuando la gente se queda mucho tiempo en un cargo, es negativo. Voy a cumplir una etapa de 12 años (N. de la R.: el 2016) y creo que existen personas capacitadas para seguir este trabajo. Veré de qué otra forma puedo ayudar.

¿Le gustaría seguir ligado al deporte?
Ayudar al deporte de este país es una de las misiones que tengo como ser humano. Me da lo mismo en qué área, así que no tengo ningún problema en colaborar en donde me pidan.

El round con Jadue

La semana pasada, Ilic se enfrascó en una disputa verbal con el presidente de la Anfp, Sergio Jadue, al sostener que no quiere partidos del fútbol nacional mientras se lleven a cabo los Juegos Suramericanos Santiago 2014 (7 al 18 de marzo). El jueves, el timonel del balompié criollo le contestó que la actividad no va a parar, pero el mandamás del Coch está convencido de que finalmente cederá.

¿Cómo se destrabará el conflicto?
Yo no me siento en conflicto con la Anfp. Aquí hay un compromiso país que hicimos entre el Coch y el Gobierno para asegurar todas las áreas que son garantizables en este tipo de megaeventos. El que los Juegos Suramericanos sean la actividad más relevante en esos días es una obligación que nosotros firmamos, que nos exige Odesur y que nos va a pedir Odepa si tenemos la suerte de adjudicarnos los Panamericanos. Queremos que nuestros deportistas, que se han dedicado toda su vida y que por fin van a tener la oportunidad de presentarse en Chile, tengan al público con ellos.

Uno supone que si es Gabriel Ruiz-Tagle quien está negociando con Jadue, el problema se debiese resolver pronto…
Así lo espero yo. Es un tema que está viendo Gabriel con Jadue y supongo que llegarán a acuerdo.

¿Y si no hay acuerdo?
No existe ninguna posibilidad de no llegar a acuerdo. Chile tiene un compromiso firmado y Chile cumple sus compromisos. El fútbol tiene que parar sí o sí.

La fiesta que se viene

¿Se va poniendo nervioso a medida de que se acercan los Juegos?
El nerviosismo va aumentando, porque queremos hacer la mejor fiesta después del Mundial de 1962 y porque desde el mundo nos están mirando. Muchas veces prometimos hacer estos Juegos y no cumplimos, así que es una oportunidad que no podemos dejar pasar. Volvemos al mismo tema. Debemos tener un país concentrado y vibrando con este evento, es parte del porqué nos dieron una nueva chance. Chile se adjudicó cinco veces una cita de esta magnitud y cinco veces dijo que no, por lo que haber recobrado la confianza fue una tarea muy difícil.

¿La infraestructura marcha dentro de los plazos establecidos?
Los recintos van a salir sin problemas. En noviembre o diciembre estarán listos todos. Las inspecciones así lo determinan.

El Presidente Sebastián Piñera le pidió 50 medallas de oro. ¿Está de acuerdo con esa meta?
Lo que hizo el Presidente fue duplicar las que conseguimos en los Juegos pasados, en Medellín. Creo que las metas complicadas en el deporte son buenas. Ahora, tenemos que pensar que seguimos compitiendo contra grandes potencias mundiales, como Brasil, Argentina, Venezuela y Colombia. Siempre es difícil quitarles medallas, pero para eso se está trabajando. Ojalá lleguemos a las 50, para que todos quedemos contentos, pero es difícil.

Para alcanzar el objetivo, ha recurrido a varios head coaches extranjeros. ¿En Chile no hay gente capacitada para encabezar procesos a largo plazo?
Creemos que acá tenemos muy buenos entrenadores en ciertos deportes, pero hay otros en donde Chile necesitaba avanzar más rápido, porque habían sido dejados de lado durante mucho tiempo. El camino que nos pareció más simple fue traer gente de afuera que ya hubiera encabezado procesos exitosos en sus países, porque se nos venían los Odesur.

Sin embargo, el ciclismo sigue entrampado…
Recuperamos diez deportes en los últimos dos años, pero lo del ciclismo es una de las desilusiones más grandes que he tenido, porque hemos puesto todo el esfuerzo del mundo. Hace cinco años que esa federación está con conflictos de todo tipo y no puede recibir recursos del Estado. El tema sigue súper enredado y no le veo una solución clara.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo