Francisco Pichott: El hombre del récord más antiguo va por la presidencia

El dueño de la actual marca nacional del salto triple, establecida en 1982, quiere suceder en la cabeza de la Fedachi a Álvaro González.

Por

 

Imagen foto_0000000120130903075656.png
Pichott batió el récord del salto triple en 1982 defendiendo los colores del club
Lota Schwager / archivo

Por Juan Ignacio Gardella
@jigardella

De todos los récords adultos vigentes en el atletismo nacional, tanto masculinos como femeninos, el de Francisco Pichott es el más antiguo. El 21 de noviembre de 1982, en Santiago, brincó 16.37 metros en el salto triple, marca que todavía no ha podido ser batida. “No es un orgullo, porque habla mal de nosotros”, considera el ex deportista.

Por ello, y por otras razones que detalla a continuación, decidió presentarse por segunda vez consecutiva como candidato a la presidencia de la Federación Atlética de Chile (Fedachi). En la primera perdió por un sufragio -votan los timoneles de las distintas asociaciones del país- ante el actual máximo dirigente del organismo, Álvaro González, pero las opciones crecen ahora que este último no puede postular a una nueva reelección, pues ya cumplió con los dos períodos permitidos.

“Nos imaginamos que el querrá seguir con su legado, pero no he escuchado ningún nombre, sólo rumores”, advierte el ex saltador, en cuya lista va de director Pablo Squella. La elección posiblemente se llevará a cabo en octubre, en el marco del Campeonato Nacional de la especialidad a realizarse en la capital, ya que para ese evento viajarán los jefes regionales.

¿Por qué decides postular nuevamente?
Porque como lista conocemos el mundo del atletismo y consideramos que podemos hacer un aporte para ordenar algunos aspectos que no han estado bien en el último tiempo, como la parte técnica y la participación internacional. Hay cosas que se han ido desdibujando respecto a como estábamos acostumbrados.

¿No les gusta cómo lo ha hecho la administración de González?
No es que no nos guste, pero hay un problema de visión. El que está arriba tiene derecho a hacer lo que estime conveniente, pero nosotros escuchamos a los técnicos y a la gente de regiones, y se sienten excluidos en la participación en selecciones y en las marcas mínimas. En estos momentos hay recursos y posibilidades, y nosotros queremos abrirlas a todos.

¿A qué te refieres con que se sienten excluidos?
A que hay atletas que no han competido en eventos y a que las selecciones han sido más chicas. No entendemos por qué con más plata participamos menos.

¿Hay un cierto descontento generalizado con la actual gestión?
No sé, porque con los presidentes conversamos de lo que viene para adelante. Poco nos importa lo que pasó hacia atrás.

¿Cómo ves las opciones de ganar?
Hay gente de Arica a Punta Arenas con la que uno tiene muy poco contacto, entonces hay que hacer una propuesta grande. Tenemos un buen marco teórico y se lo vamos a enviar luego a cada presidente, para que lo lean e integren propuestas. Esto no es un trabajo de un par de iluminados.

¿Qué te pareció la polémica que se armó por la designación de entrenadores para el Mundial de Moscú?
¡Para qué armaste tanta pelea! Al final, el atletismo aparece como un grupo de peleadores y resulta que no es tan así. Cuando mandas un equipo al extranjero siempre va a quedar gente descontenta, porque no alcanza para todos. El tema es que ese atleta y ese entrenador tienen que tener las cosas claras, y eso pareciera que no se hace, porque no se les entregan las razones de por qué no están viajando.

¿No crees que el atletismo esté pasando actualmente por un buen momento?
Eso depende desde dónde lo mires. Es un deporte complejo, porque tiene hartas pruebas. Cuando uno ve los medios, salen seis o siete que son las figuras, pero esa es la parte de más arriba nomás. Lo que hay para abajo también tiene que preocuparnos, como lo que se está haciendo en las regiones y dónde están los que vienen. Ese es el atletismo de verdad y eso es lo que no se ve.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo