Patricio Briones: "Después del fútbol, somos lo que más gente movemos"

El jugador emblema del baloncesto nacional habló de la nueva Liga Nacional, de su sueño de que hayan equipos de todas las regiones y del renacer de Puerto Varas, su actual club.

Por

 

Imagen foto_0000000120131011074218.jpg
El pívot de 211 centímetros sigue deleitando en los gimnasios del país. Quiere dejar en lo más alto a Puerto Varas y, en el futuro, hacerse
cargo del combinado nacional / photosport

Por Pablo Vera
@PabloVeraO

Patricio Briones es casi lo mismo que decir básquetbol chileno, ya que por trayectoria y logros es uno de los grandes jugadores de todos los tiempos. Entre el 98 y el 2000 brilló en la exigente liga argentinacon Atenas de Córdoba, algo que no es poco decir si se tiene en cuenta que ocupó una plaza de extranjero, algo reservado generalmente para los norteamericanos.

Hoy, con 41 años, acaba de unirse al proyecto de Puerto Varas, elenco que busca rememorar los años dorados que alguna vez vivió Provincial Llanquihue en la extinta Dimayor, hoy Liga Nacional Movistar. Este nuevo torneo consta de 16 equipos y supone un renacimiento de la actividad cestera en nuestro país. Tras años de divisiones y de ligas paralelas, el básquetbol chileno vuelve a ser sólo uno.

¿Cómo tomas el hecho de que, por fin, exista una liga unificada?
Muy interesante, se nota que había ánimo de que esto tomara forma y que fuera no sólo un sueño, más bien una realidad. Eso se refleja en la afluencia de público, en el entusiasmo. Éste es un deporte que tiene su arrastre, ya que después del fútbol, somos los que más gente movemos.

¿Dañó mucho la división que existió por años?
El quiebre que hubo entre ciertas ligas y las lucha de poderes dirigenciales lo único que hizo fue dañar a una familia que depende de este trabajo. Ahora da gusto jugar.

Hoy hay 16 equipos, una cifra bastante alta…
Así es, este torneo abarca el 60 por ciento del país y si se planifica bien podría dar mucho más. Mi sueño sería una liga con equipos de todas las regiones.

Estuviste varios años en Liceo Mixto de Los Andes, ¿qué tal la vuelta al sur con Puerto Varas?
Es muy motivador ver 3.500 personas en las gradas, la verdad es que me siento más que pagado. Este club es relativamente nuevo, pero ha revivido la efervescencia de Provincial Llanquihue, la de esos años cuando hubo grandes planteles que marcaron mi vida. Estando en este proyecto me dan ganas de revivir esa época de oro y me motiva a enseñar a los más jóvenes. Volver al sur me reencantó con la actividad.

¿Cómo ves al equipo?
El plantel está bastante balanceado. Hay una patrulla juvenil interesante, consagrados como Rodrigo Espinoza, dos extranjeros de buen nivel, más otros nacionales. Creo que la química para ser un equipazo lo dará cada partido.

¿Piensas en el retiro?
Hay factores que empiezan a seducir para dejar la actividad, como es ser entrenador, formador, educador, eso me tienta harto, pero si hay algo que me llena es jugar básquetbol. Mientras esté a nivel competitivo voy a estar.

¿Te gustaría ser entrenador de la selección?
Por supuesto que se me pasa por la mente, soy un hombrte de básquet, la selección me dio una reputación, una vida, pero todo en su momento sucederá, me veo involucrado ahí y en la actual administración creo que tengo un espacio. Cuando el equipo nacional necesite una cara fuerte y conocida estaré, pero aún no es el momento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo