Massú no para de jugársela por Chile: "Podría haberme dedicado dos años a pasarlo bien"

En conversación con El Gráfico, el Vampiro se refirió a las razones por las que aceptó ser capitán de Copa Davis y a las cosas buenas que le han pasado desde que se retiró.

Por
Imagen foto_0000000120131018180442.jpg
Massú ha recibido sólo noticias positivas desde que anunció su adiós de la actividad (Agencia Uno)

Fernando Galmes
@FdoGalmes

 

A poco más de una semana de haber asumido como capitán del equipo nacional de Copa Davis, Nicolás Massú conversó con El Gráfico sobre los motivos por los que aceptó este nuevo reto, ahora desde el lado de afuera de la cancha.

“Si estoy tomando este desafío es porque quiero ayudar. Tengo la confianza y los chicos también confían en mí, por eso me dieron la posibilidad”, explicó el viñamarino, quien luego complementó: “Perfectamente, con 33 años y recién retirado, podría haberme dedicado dos años a pasarlo bien, a disfrutar por todo lo que me ha faltado estar en mi país y con mi familia, a alejarme del tenis y no tener ninguna presión”.

El doble medallista de oro olímpico también se refirió a los hechos positivos que le han ocurrido desde que anunció su adiós de la actividad, el pasado 27 de agosto. “Cuando tomé la decisión de retirarme, me llegaron puras cosas buenas: capitán de Copa Davis, rostro de distintas marcas, el cariño de la gente y mi despedida del 20 de noviembre, a la que vienen el número uno y el dos del mundo, y (David) Nalbandián también. Imagínate, que vengan (Rafael) Nadal y (Novak) Djokovic es algo espectacular”, festejó.

 “El gladiador de Chile”, es la frase con la que pretende ser recordado el Vampiro, que además describió cómo sería su jugador perfecto: éste debiera tener el saque del estadounidense John Isner, la derecha de Nadal o Roger Federer, la volea del suizo, la cabeza del español, la habilidad y movilidad de piernas de Djokovic, el revés del serbio y la devolución del escocés Andy Murray.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo