Iván López, un profesional que se mezcla con los fanáticos del running

El atleta nacional, especialista en los 1.500 metros, complementa esta prueba con carreras urbanas.

Por

Imagen foto_0000000120131030104010.jpg

Por Juan Ignacio Gardella Berra

@Jigardella

Iván López corre de todo. Dentro de la pista ha incursionado en distintas pruebas, desde los 400 hasta los 5.000 metros planos, siempre con los 1.500 como predilecta. En esa distancia tiene el récord nacional sub 23 -con la mejor marca de su vida, 3:41.24-, pero el adulto, que está en poder de Pablo Squella (3:39.01), se le ha hecho esquivo.

Fuera del rekortán, a su vez, ha tomado parte en diferentes corridas de 10 kilómetros. La superficie, la verdad, no le importa mucho. “A mí me gusta correr donde sea”, cuenta el atleta, que, sin embargo, hace una excepción. “Los cerros. Me cargan las cuestas, prefiero no ir”.

Si los 1.500 son claramente tu especialidad, ¿por qué corres las demás distancias?
Los 1.500 es la prueba que más me acomoda y en la que he tenido mis mayores logros. Las demás son sólo complementarias, porque a veces necesito estar más rápido y a veces más resistente.

El récord sub 23 lo batiste en mayo del año pasado. ¿Te ves haciendo el adulto pronto?
Es mi sueño, pero se me está haciendo complicado bajar la barrera de los 3:41. Necesito ir a competir afuera, en Europa, donde el que gane lo haga con 3:35, para colgarme y no siempre ir adelante, tratando de romper mis marcas solo. Esa es la piedra de tope que estoy teniendo.

Ese récord está en poder de Squella. ¿Te ha dicho algo?
He conversado con él y me dice que esté tranquilo, que lo más probable es que lo haga, pero tengo que salir de Chile. Eso es lo que voy a hacer después de los Odesur.

¿Qué expectativas tienes para esos Juegos?
Me proyecto como campeón, no tengo otra meta que no sea ganar. Ya lo hice en la versión anterior, en Medellín 2010, y quiero volver a hacerlo, más si son acá en Chile, ojalá con un estadio Nacional lleno.

¿Vas a correr sólo los 1.500?
Hasta el momento sí, pero estoy viendo con mi entrenador si voy a tener una prueba secundaria, 800 ó 5.000. Si la Federación me pide que lo haga porque tengo posibilidades de medalla, obviamente lo haré, pero mi prioridad son los 1.500.

De todas formas, has tenido buenos resultados en otras distancias. ¿Piensas dedicarte de lleno también a alguna de ellas en el futuro?
A futuro, no sé en cuánto tiempo, me proyecto a seguir corriendo en pruebas de más distancia. Lo más probable es que en dos o tres años me pase a los 5.000 y de ahí siga subiendo. Tengo 23 años y tal vez a los 33 ya esté en el maratón, que también me llama mucho la atención.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo