Una medalla vale más que un auto: millonario pago por presea olímpica

Uno de los cuatro oros que Jesse Owens ganó en Berlín 1936 fue subastado en un millón y medio de dólares, superando el remate de histórico Benetton de Schumacher.

Por

 

Imagen foto_0000000120131209111038.jpg
Owens ganó cuatro pruebas en Berlín: los 100 y los 200 metros planos, el salto largo y la posta 4×100 (Getty Images)

El Gráfico Chile

 

La semana pasada fue rematado el auto con el que el alemán Michael Schumacher ganó el primero de sus siete títulos de la Fórmula Uno, en 1994. Por el histórico monoplaza Benetton se pagó poco más de un millón de dólares, sin darse a conocer el nombre del dueño.

Ayer concluyó una nueva subasta millonaria, esta vez por una de las cuatro medallas de oro que el atleta estadounidense Jesse Owens se colgó en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936.

Ron Burkle, copropietario de los Pittsburgh Penguins, equipo de la National Hockey League norteamericana, canceló casi un millón y medio de dólares por la presea (US$1.466.574), récord para un objeto olímpico.

De hecho, estuvo cerca de duplicar a la anterior marca, establecida en abril, cuando la copa de plata obtenida por el vencedor del primer maratón de la Era Moderna, en Atenas 1896, fue vendida en US$865.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo