El año de la Pantera Seguel

Daniela Seguel cerró una temporada soñada, en la que escaló más de 130 puestos en el ranking.

Por

Imagen foto_0000000120131223083210.jpgCon las semifinales de la Copa Providencia alcanzadas hace dos semanas, Daniela Seguel puso punto final a su mejor año como tenista. Pese a que no ganó ningún título individual -como sí ocurrió en dobles, donde levantó cinco trofeos-, tuvo un alza significativa en el ranking de la WTA, ya que comenzó el 2013 en el 426º puesto y ahora se ubica 294ª, con lo que se convirtió en la número uno del país.

El punto cúlmine se dio en el ITF de Poitiers, en Francia, donde consiguió el triunfo más importante de una nacional en las últimas cuatro décadas, al derrotar en su propia casa a Virginie Razzano, en ese entonces 92ª del listado planetario. “Sabía que sería un año de mucho crecimiento, por los desafíos que tenía, pero nunca imaginé resultados tan buenos”, admite la Pantera, que repasa la temporada en la que dio el salto.

Pasaste más tiempo compitiendo en Europa que en Sudamérica. ¿Qué diferencias notaste?

Lo que más me llamó la atención fue el gran nivel que existe en Europa. El tenis es muy competitivo allá, lo que me ayudó mucho a crecer.

¿Cómo es la relación con las demás tenistas? ¿Pudiste hacer amigas ahora que viajaste más?

La verdad es que pasas casi todo el día en el club y después te vas al hotel, pero sí existe tiempo para conocer gente. Yo hice algunas amigas francesas.

También te hiciste muy cercana a Cecilia Costa. ¿Cómo fue compartir gira con ella?

Sí, estuve harto con Chechi. Fue una gira entretenida y linda. Lo pasamos muy bien y nuestra relación creció mucho. Incluso nos mandamos algunas locuras, como hacernos tatuajes.

Y fueron campeonas en el Challenger de Mont-De-Marsan, en Francia, el primer título para una dupla nacional en un torneo de categoría 25.000 dólares…

Sí, fue el primer torneo de dobles que jugamos en esa gira y logramos un título inédito para Chile. Más tarde nos dimos cuenta de la importancia, al ver las redes sociales. Fue muy lindo, aunque en el debut nos costó y tuvimos que luchar bastante. Al final ganamos en el tercer set, cuando estábamos casi perdidas.

También se te pudo ver entrenando con la belga Justine Henin, ex número uno del mundo, en su academia. ¿Qué recuerdas de esa experiencia?

Estar en esa academia fue increíble. Es un club que tiene instalaciones de primer nivel, una tremenda organización y muy buenos entrenadores. Fue una gran experiencia, sobre todo compartir con Justine algunas prácticas.

A mediados de año te transformaste en la número uno de Chile. ¿Qué sentiste en ese momento?

Era algo que siempre había querido lograr. Fue una alegría tremenda, porque era uno de mis objetivos para este año y ya estaba cumplido.

¿Qué importancia ha tenido tu entrenador, Juan Pablo Abarca?

Nuestra relación es muy buena. Es como mi segundo papá, así que tenemos mucha confianza. Cuando estoy lejos, le escribo diariamente y le cuento todo. Soy una agradecida, porque lo que he avanzado este año no sería posible sin él. Fue lo mejor habernos encontrado y ser parte del equipo femenino de su academia, A-team.

Tu papá dijo que fue Marcelo Ríos el que te inspiró para dedicarte al tenis. ¿Cómo fue eso?

Así es, gracias al Chino me metí al tenis. Me acuerdo que yo veía todos sus partidos y hasta lloraba cuando perdía. Cada vez que terminaba de jugar yo salía al patio de mi casa con mi paleta de ping pong. Son recuerdos imborrables.

¿Y cómo fue la oportunidad de entrar a la cancha del estadio Monumental? Ahora eres una reconocida hincha de Colo Colo…

Entrar al Monumental fue un sueño que jamás olvidaré y estoy bien agradecida por eso. Creo que el ser reconocida es un premio al esfuerzo y como hincha alba me encanta. El sentimiento por Colo Colo es algo que no se explica y poder representar a tanta gente es muy motivante.

Por último, ¿crees que Chile puede hacer un buen papel en la Fed Cup con esta generación?

Esta generación es muy  buena y estoy segura de que, si se hacen bien las cosas, puede dar que hablar, ya que el nivel lo tenemos. Espero que exista el apoyo y que nos sepan guiar, porque podemos darle alegrías al tenis femenino chileno.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo