Campeón vigente confirma su presencia en el ATP de Viña 2014

"Por supuesto que iré", aclara Horacio Zeballos, quien también repasa su notable triunfo sobre Rafael Nadal en la final del certamen criollo.

Por

 

Imagen foto_0000000120131223165925.jpg
Zeballos está 56º en el ranking de la ATP (Agencia Uno)

Juan Ignacio Gardella Berra
@jigardella

 

Pese a que en el ATP de Viña 2014 -ahora llamado Royal Guard Open- no estará el español Rafael Nadal (1º), principal atracción en la edición de este año, hay promesa de buen tenis. De hecho, dirían presente tres jugadores ubicados en el top 20, además del argentino Horacio Zeballos (56º), campeón vigente del torneo.

“Por supuesto que iré”, confirma Cebolla, que en la Ciudad Jardín consiguió el único título de su carrera, tras vencer en una memorable final a Rafa. Luego, el mallorquín se aburrió de levantar copas durante el resto de la temporada, 10 en total, incluidas las de Roland Garros y el US Open.

 

Con el paso del tiempo, ¿cómo recuerdas esa victoria sobre Nadal?

Más allá de que haya pasado el tiempo, la sigo recordando como si hubiese sido hace una semana. Fue el partido más increíble de mi vida. Además, ganar el primer ATP es algo muy lindo para un jugador. Siempre que estoy en una cena con familiares o amigos sale el tema en la mesa y nos acordamos de aquella batalla.

A pesar de que fue el primer torneo que jugó Nadal tras su lesión, después tuvo un año brillante. ¿Eso le suma méritos a tu triunfo?

Por supuesto. Más allá de que él no estaba al ciento por ciento, había llegado cómodamente a la final, ya que ganó de forma fácil sus tres primeros partidos, así que tampoco estaba tan mal. Además, siempre será Rafa Nadal. No hay que sacarle méritos a una victoria que fue muy trabajada.

¿En qué aspecto crees que él no estaba al ciento por ciento?

Quizá en la confianza, sólo él lo sabe, pero seguramente en lo físico y en lo tenístico sí lo estaba.

Pero, como dices, siempre será Rafa Nadal, por lo que había que aprovechar esa falta de confianza…

Tal cual, supe aprovechar el momento y el no tener la presión de ganar, porque yo iba como la sorpresa del torneo. Eso me jugó a favor e hizo que pudiera estar suelto y brillar más, porque metí tiros que quizá en otros partidos no hubiese metido.

El próximo año no estará Nadal, pero sí irían varios jugadores con buen ranking, entre los más destacados los españoles Nicolás Almagro (13º) y Tommy Robredo (18º), y el italiano Fabio Fognini (16º). ¿Qué nivel esperas encontrar?

Por los nombres que me dices, creo que el nivel será más parejo, porque son excelentes jugadores. Tal vez no esté un monstruo como Nadal, pero seguramente el torneo va a ser de gran categoría.

Y me imagino que vienes a revalidar la corona…

Uno siempre va con las expectativas altas, sobre todo a los lugares donde ya has jugado bien, porque la confianza es mayor a la normal. Viña fue donde mejor me sentí, me quedó marcado.

También estarán Christian Garín (390º) y Gonzalo Lama (298º), quizá las dos mayores promesas del tenis chileno. ¿Los has visto jugar?

Los he visto a ambos. Es más, cuando Garín tenía 14 años yo estaba disputando el ATP de Santiago y entrené toda la semana con él. Ya en ese momento comentamos con mi entrenador lo bien que jugaba y que seguramente iba a ser muy bueno. Tiene mucho futuro, así que ojalá tenga las ganas y la mentalidad suficientes para poder consagrarse. En cuanto a Lama, ha mejorado un montón y su físico es adecuado, así que también es una gran promesa.

¿Crees que ellos dos, dirigidos por Nicolás Massú y Marcelo Ríos en Copa Davis, pueden darle a Chile grandes alegrías en el futuro?

Seguramente. Me nombraste a dos jugadorazos del tenis mundial. Son grandes íconos y espero que sepan transmitirles a los chicos todo lo que han vivido. Ojalá puedan darles buenos consejos, que de todas maneras los tienen.

Más allá de tu título, ¿qué opinión tienes del ATP de Viña a nivel de organización?

A mí siempre me gustó, por eso he ido varios años. Es un lindo torneo y muy cómodo para los jugadores, porque el hotel está cerca, hay buenos lugares para ir a cenar y el club está pegado a la playa. Esas cosas hacen que uno se sienta bien.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo