Para considerar: Cuatro huesos duros de roer para el perro

Ignacio Casale va por el título en el Dakar 2014 en la categoría Quads, pero para eso deberá superar a complicados rivales.

Por

 

Imagen foto_0000000120131227073639.jpg
Marcos Patronelli, el vigente campeón de la categoría. Crédito: www.elsigloweb.com

El Gráfico Chile

Marcos Patronelli (Argentina)
Desde que se incluyeron los cuadriciclos -el 2009, cuando el Dakar llegó a Sudamérica-, suma dos títulos (el 2010 y este año) y dos segundos lugares (en la primera edición y en la del 2012). Es el latinoamericano que más etapas ha ganado en cualquier categoría (14), por lo que asoma como el rival a vencer. “Me doy cuenta del paso de los años. Cada vez me cuesta más subir a un cuatri, entrenar. Cada año es más difícil. Que quede claro que Marcos Patronelli no hace el Dakar de taquito. Hay que prepararse mucho”, admitió hace unos días el piloto de 33 años.

Rafal Sonik (Polonia)
Ha estado presente en las cinco ocasiones en que se ha corrido la categoría. Aunque sólo suma una victoria parcial, siempre estuvo en la pelea, menos el 2011, cuando abandonó en la etapa inicial. Acumula dos terceros lugares (en la primera edición y en la de este año), un cuarto puesto (el 2012) y una quinta posición (el 2010). “Los pilotos sudamericanos son cada vez más y el nivel que tienen es aún mayor. Sinceramente, yo los admiro. Son los mejores del mundo. Eso no significa que no voy a pelear por la victoria”, advirtió.

Sergio Lafuente (Uruguay)
Debutó el 2011, edición en la que no destacó (culminó 14º). Sin embargo, al año siguiente sorprendió a todos, ya que remató quinto, con dos victorias de etapa. En enero pasado no pudo tomar parte en la prueba, ya que una transfusión de sangre contaminada a días del inicio lo tuvo en coma y al borde de la muerte. “Después de no haber podido participar el año pasado, vuelvo con muchas ganas y mucha ambición”, avisó el charrúa.

Sebastián Palma (Chile)
La otra carta nacional de la categoría. Aunque corrió su primer Dakar el 2012, lo hizo en autos, por lo que su debut en cuadriciclos fue este año, cuando finalizó quinto. Incluso, en su estreno se dio el lujo de ganar una etapa. “Fue muy difícil lograr terminar el año pasado. Después de 6.000 kilómetros, se había acumulado el cansancio. Y el colmo fue lo del día de descanso: lo pasé trabajando porque se me encendieron unos cables”, reconoció el piloto criollo. “Después, cuando logras llegar, es algo sensacional”, añadió.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo