Dakar 2014: El Perro Casale sale a la caza del Patrón

Ignacio Casale consiguió un meritorio segundo lugar en 2013 y ahora va por el título en la categoría de quads. Pero la labor no será fácil...

Por

Por Gonzalo Pérez

Sacó a pasear a los perros, subió un cerro y llegó hasta un tranque para poder bañarlos. Es que Ignacio Casale no tiene problemas con las aventuras y llegó hasta el recinto de la corporación “Unión de Amigos de los Animales”, ubicado a las afueras de Santiago y que se mantiene en base a las donaciones de los socios, para estar rodeado de los suyos, los canes.

“Me identifico con un perro solitario, porque me gusta ir a los cerros solo, llegar donde quiero para sentarme a observar y pensar mucho rato. Me gustan los quiltros, esos que han tenido que aperrar y luchar toda la vida”, dice mientras sube al tranque. Por eso los perros mestizos que lo acompañaron, captaron su cariño, se abalanzaron sobre él y le pidieron comida. “Me encantan y cuando salgo a andar en bici, Jamal (su fox terrier) me sigue a todos lados”. Y tanto es el cariño que les tiene, que quiere volver hasta el refugio para adoptar a “Bigote”, su regalón en el paseo.

Pero la aventura que tuvo en el cerro con los animales no se compara a la odisea que comenzará a vivir en nueve días. El “Perro” está alistando los últimos detalles para emprender rumbo a Rosario y competir en su quinto Dakar, tercero que hará en cuadriciclos.  Desde el 5  de enero se subirá a su Yamaha Raptor  700 y buscará cazar a Marcos Patronelli, actual campeón y “perro de raza” de la categoría.

“Yo siempre voy a tirarme a la carrera aperrando, aunque esté con una moto con las ruedas pinchadas o con las suspensiones medias reventadas. De chico que nunca tuve una moto de punta, ni neumáticos nuevos y siempre me las arreglé para llegar a la meta y tratar de ganar”, señala Casale.

Sin embargo, el segundo lugar que obtuvo en el Dakar 2013, le entregó un nuevo estatus al piloto santiaguino. Ahora las miradas estarán puestas sobre él y es el candidato para quitarle la corona al “Patrón” y terminar con la dinastía de los hermanos Patronelli, quienes han ganado cuatro de los cinco Dakar que se han disputado en cuadriciclos.

“Para llegar al lugar donde estoy, más que la pinta, más que el mejor equipamiento y la moto más linda, he tenido que acelerar y aperrar, para ganarle como sea a mis oponentes. Si hacemos una buena carrera, tenemos posibilidades de sacar un buen resultado y ganar. Me despierto y me acuesto pensando en eso, en ganar. Quiero, al menos, igualar el segundo lugar”, concluye ilusionado.

Ignacio Casale tiene todo listo para salir al acecho.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo